lunes, 12 de abril de 2010

EXTRAÑA REFUNDACIÓN



Ignacio Ramonet



Dicen en la Historia larga de las civilizaciones que esta, cuenta y recoge la fundación de instituciones, órdenes religiosas, partidos políticos o casinos recreativos de pueblo.
Pero esas instituciones muchas veces se disuelven, decaen o se desprestigian, pero al cabo de un tiempo personas o grupos emprenden la refundación. En este número de La Realidad y la Palabra algunos autores meditan sobre la Refundación de Europa. Eso o el caos. ¿Qué Caos?
Michel Husson en Refundación o Caos. Dibuja un paisaje muy crítico de la que él entiende como la Europa del Euro. La crisis de Grecia ha puesto de manifiesto los defectos y recelos de la construcción europea que es débil en su estructura por no tener instituciones realmente comunes. En definitiva la piedra angular del edificio es la moneda única, el euro, pero este instrumento introduce muchas rigideces pero termina siendo un aparato injusto y antisocial pues para lo que más ha servido y sirve es para ajustar las economías mediante la imposición de duras medidas de contención salarial.
En los tiempos recientes de bonanza las cosas iban funcionando más o menos bien, pero la crisis ha puesto las cartas boca arriba y se observa como hoy los papeles han cambiado y países que en un tiempo aparecían como ganadores, la propia Grecia, España o Irlanda son hoy perdedores respecto a Alemania y Austria, quedando Bélgica o Francia en situaciones intermedias. El dogmatismo liberal ha obligado a que las relaciones entre los Estados miembros sean de competencia entre todos libre y no falseada, como rezan los textos europeos.
El euro ha privado a los distintos gobiernos de las poderosas armas que eran las devaluaciones, pero también permite enmascarar los voluminosos déficits comerciales.
No ha existido una verdadera armonización y así hay países que basan su funcionamiento en el mercado interno mientras que otros dan prioridad a la exportación.
No es sencillo tomar otros caminos y este exacerbado liberalismo lleva hacia callejones sin salida. Si todo sigue empeorando se puede llegar hasta el desencadenamiento de revueltas populares, que, tal vez, lleven hacia el descubrimiento de una Europa solidaria.
Juan Torres López, brinda al lector un duro titular, Alemania Frente a Europa.
El país germano se considera a sí mismo como el constructor de la actual Europa y su potencia hegemónica. Es preciso reconocer que los alemanes han aportado muchos caudales a los distintos fondos que han ayudado al desarrollo de otros Estados del Continente. Pero desde hace una década Berlín trabaja ante todo para mejorar y potenciar la acción exportadora de las empresas alemanas.
Es un hecho que la conducción real del euro es dirigida por Alemania en cuyo suelo radica el Banco Central Europeo BCE.
Pero Torres indica dos tendencias que pueden ser preocupantes, una es que las políticas alemanas empobrecen a todo el entorno dejando una especie de tierra quemada que, al final será también contraproducente para ese país pues en tierras pobres no habrá consumidores de sus exportaciones. Además el dogmatismo liberal que ha impuesto la dirección alemana a la construcción de la Unión Europea, hace que cada día se vaya profundizando el alejamiento de las masas ciudadanas de la idea de Europa. Se puede, en resumen alegar que tal y como actúa Alemania ha favorecido más a los bancos que a las personas.


Facundo Rivero presenta una amplia información sobre una reciente intervención de Ignacio Ramonet en un curso organizado por la Universidad Católica de Córdoba, Argentina, en el que el ex director de Le Monde Diplomatique, repasa las grandes líneas de la situación mundial. En primer lugar expone que no hemos salido del modelo liberal causante de la crisis y que los economistas oficiales ya están en todas partes tratando de imponer sus viejas y fracasadas recetas. Los liberales pretendían expulsar al Estado de la economía objetivo, que no han logrado pues los grandes desembolsos públicos han sido los que han salvado de momento al sistema económico…
RAMONET ve que el mundo está funcionando en base a cuatro tableros de ajedrez sobre los que se está jugando la gran partida de la humanidad
Sería el primero el de la Economía con los distintos criterios de superar la crisis pero donde las recetas liberales se van imponiendo con su injusticia y sus desigualdades cada vez más acentuadas, un modelo que aún pervive.
El segundo tablero es el geopolítico donde se viven los momentos de decadencia de la hegemonía de los Estados Unidos que, aunque conservan mucho poder ya no gana sus guerras. Surgen `potencias y grupos de potencias a las que Estados Unidos ya no puede enfrentarse. En América Latina la aparición de gobiernos progresistas ha introducido cambios importantes, pero, advierte, que todavía no se debe subestimar el poder norteamericano.
El tercer tablero es el de las Sociedades. En esta área lo más terrible es la pobreza en aumento, la mortalidad materna infantil, la falta de agua potable, el hambre y que en el mundo más del 40% de la humanidad vive en la pobreza y la insalubridad.
El curto tablero es el de la Ecología que el intelectual francés considera el más decisivo pues nos afecta a todos, pobres y ricos en el norte y en el sur, el cambio climático es la gran amenaza.
Tal vez haya un quinto tablero que sería transversal a los otros, es
el mediático que en todas partes influye y a todos condiciona,
El entrevistado no se muestra muy esperanzado con el futuro inmediato.

Pedro López López, Miguel Ángel Rodríguez Arias y Lydia Vicente Márquez, analizan la situación política española en un trabajo titulado, Amnistía, Amnesia o Paramnesia, ¿Se Está Convirtiendo España en lo que llaman un Estado Gamberro?
El encubrimiento de los horrores, del genocidio del franquismo pone a este país en una vergüenza internacional. Cada vez se ve con más claridad los enormes fallos y carencias de la transición tan publicitada como modelo. Pese a las investigaciones ya incuestionables de muchos historiadores y periodistas las capas dirigentes de la política se muestran pusilánimes e incapaces de abordar este gran escándalo. Treinta y cinco años depuse del comienzo de la transición cientos de miles de asesinados siguen sin localizar y sin una sepultura digna y a pesar de advertencias internacionales la Ley de Amnistía de 1977 es tratada como una verdadera LEY DE PUNTO FINAL.
El uso y abuso de esa norma tan circunstancial prueba los cobardes fines de la capa superior del poder de quitarse de encima este gravísimo y muy bochornosos legado de la guerra civil y de la negra posguerra.
Carlos Berzosa formula una dura crítica sobre el empecinamiento de la ORTODOXIA LIBERAL. El autor considera que estas posturas del oficialismo económico van a retrasar y no adelantar esa tan deseada recuperación; la crisis se propagó con rapidez pero no sabemos cuánto puede durar sobre todo en lo concerniente al empleo.
Pero las fórmulas que se aplican son las que fracasaron, de ese modo es casi impensable encontrar una salida.


Federico Mayor Zaragoza habla algo MÁS SOBRE EUROPA, ESA Europa que ha gastado tanto y tanto para salvar a los banqueros y emplea miles de millones en armamento. El militarismo y el apoyo a los sectores financieros son la base del gasto y nada o muy poco se destina a las personas y al medio ambiente. De Europa se espera por parte de los ciudadanos algo más social y ecológico que nunca llega, algo para las personas y para la tierra, no para los bancos o para hacer la guerra.
SE TEME AL CAOS, A LO DESCONTROLADO, PERO QUIENES DEBEN GOBERNAR Y ENDEREZAR LOS RUMBOS DE LA SOCIEDAD NO ASUMEN SUS TAREAS O NO SABEN QUE HACER.

Seguidores