sábado, 31 de octubre de 2015

El cierre del cerco estadounidense alrededor de Rusia

 

por Michael Jabara Carley

La guerra en Ucrania sigue su curso y no se avizora solución. Pero, más que una guerra civil ucraniana es una guerra de agresión contra Rusia, una guerra en la que Estados Unidos utiliza a sus satélites europeos y anglosajones. Las razones de Washington para seguir adelante con esta política extremadamente peligrosa pueden parecer poco claras. Para explicarlas hay que recordar los orígenes de este conflicto.

RED VOLTAIRE

JPEG - 30.3 KB

En 1990, se prometía a la Unión Soviética que la OTAN no trataría de extenderse hacia el este aprovechándose del vacío que dejaba la URSS al retirarse del este de Europa. Hoy en día, Estados Unidos niega haber aceptado ese arreglo, pero el peso de las pruebas sugiere que –en efecto– Washington rompió las promesas que había hecho al entonces líder soviético Mijaíl Gorbatchev [1].

En 1991 se concretaba el derrumbe de la URSS y las republicas ex soviéticas se convertían en países independientes. En Estados Unidos, los triunfalistas cantaban victoria al referirse a la guerra fría mientras que la economía rusa se caía a pedazos, gracias a los llamados “liberales” rusos, que seguían los consejos occidentales favorables a las políticas económicas “de choque” y las privatizaciones, que en realidad no eran otra cosa que un verdadero saqueo de los recursos naturales rusos. El gobierno de la Federación Rusa cayó en manos de Boris Yeltsin, quien hizo el papel de bufón en la corte del entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton. Yeltsin invitó a sus amigos a enriquecerse, en detrimento del pueblo ruso. Los socios de Yeltsin se paseaban por Moscú en limusinas escoltadas por guardaespaldas enfundados en trajes de lujo que apenas disimulaban las pistolas que portaban.

La mayoría de la población rusa perdió sus ahorros cuando el rublo se desplomó, en dos ocasiones, durante los años 1990. Abuelas de rostros arrugados vendían zanahorias y patatas en las calles mientras que otras trataban de vender zippers y cintas a la salida del metro. Exceptuando a los oligarcas, Rusia estaba depauperada y arruinada. Su pueblo estaba desesperado y en la televisión rusa los predicadores fundamentalistas estadounidenses se apoderaban de los horarios de la madrugada. Estados Unidos se convertía en superpotencia única. Ningún otro Estado podía ya enfrentar la voluntad de Washington, como la URSS lo había hecho en el pasado.

Entre 1999 y 2009, 12 países de Europa oriental se convierten en miembros de la OTAN, entre ellos varias regiones de la ex Yugoslavia, destruida y despedazada por Estados Unidos y sus “aliados” de la OTAN, que utilizaron como pretexto la llamada «responsabilidad de proteger» (R2P). Con sólo mirar un mapa, cualquier persona medianamente inteligente, sin hablar de cualquier miope ruso, puede ver que Estados Unidos ya estaba aplicando una política agresiva que tendía un cerco alrededor de Rusia.

La OTAN y –algo que resulta una ironía– la Unión Europea se han convertido en dóciles instrumentos de una política anti-rusa, a pesar de que una relación de beligerancia con la Federación Rusa no beneficia en nada a la mayoría de los países de Europa occidental. Antes del inicio de esa política, los negocios entre las naciones de Europa occidental y Rusia marchaban viento en popa y a toda vela y Rusia incluso se había convertido en el principal proveedor de gas natural a los mercados europeos. La situación económica de la Federación Rusa había mejorado visiblemente bajo la presidencia de Vladimir Putin.

Putin había llegado a la presidencia de la Federación Rusa a finales de 1999, después de la dimisión de Yeltsin. Aspiraba nada más y nada menos que a insertar la Federación en la comunidad internacional, tanto política como económicamente hablando. Después de los acontecimientos sucedidos en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, Putin expresó de inmediato sus condolencias al entonces presidente George W. Bush, ofreciendo además la solidaridad y respaldo de Rusia.

La historia es bastante conocida. De parte de Moscú, la apertura estaba sobre la mesa, si Estados Unidos la deseaba. Desgraciadamente, Washington siguió actuando según el siguiente principio: «Lo que es mío, es mío. Y lo que es tuyo también.»

En 2003, Estados Unidos y varios de sus satélites de la OTAN atacaron Irak, en lo que fue una flagrante guerra de agresión, sembrando en ese país la destrucción y perpetrando verdaderos baños de sangre… que, por cierto, todavía prosiguen actualmente. En Europa, mientras tanto, la OTAN proseguía su expansión hacia el este. Alarmado, Putin finalmente calificó la política de Estados Unidos y la alianza atlántica de «democracia de los bombardeos» tendiente a imponer la «democracia» por la fuerza en otros Estados. La fuerza era de verdad… pero la democracia era falsa.

La preocupación de Putin ante las llamadas «revoluciones» de colores orquestadas y financiadas por Estados Unidos y sus satélites en Georgia (2003) y en Ucrania (2004) era completamente justificada. En 2008, Georgia emprendió una ofensiva tendiente a conquistar el territorio independiente de Osetia del Sur, lo cual provocó una intervención rusa y la destrucción del ejército georgiano. Tampoco duró mucho la «revolución» de color ucraniana. En 2010, Viktor Yanukovich fue electo presidente de Ucrania. Pero el gobierno de Estados Unidos intensificó sus actividades alrededor de las fronteras rusas, hasta el momento del golpe de Estado contra el presidente Yanukovich, en febrero de 2014. Pareció, por un momento, que Estados Unidos había logrado cerrar el cerco alrededor de Rusia.

La vanguardia de la junta golpista de Kiev se compone de la organización paramilitar de corte fascista Pravy Sektor y del partido político fascista Svoboda. Rápidamente corrieron rumores de que la CIA y otras agencia estadounidenses se habían apoderado de todo un piso en la sede de los servicios de seguridad ucranianos (SBU) en Kiev. Sobre el edificio ondeaban, simbólicamente juntas, banderas ucranianas y estadounidenses. Banderas, estandartes y símbolos del fascismo aparecieron muy rápidamente en manifestaciones callejeras registradas en Ucrania y el colaborador pronazi de la Segunda Guerra Mundial Stepan Bandera fue promovido a la categoría de “padre” de la nación ucraniana. Por supuesto, ahora hay en Ucrania consejeros militares de Estados Unidos, Canadá y Polonia y quién sabe de qué otros países más.

El ministro “ucraniano” de Finanzas es un ciudadano estadounidense; el gobernador de Odesa, Mijaíl Saakashvili, es un prófugo reclamado por la justicia de Georgia; el embajador de Estados Unidos en Kiev se comporta como un procónsul. Y el encargado de aplicar las órdenes de Estados Unidos es el actual “presidente” Petro Porochenko, alias «el rey del chocolate». Se sabe que el equipamiento militar que envían Estados Unidos y otros países occidentales llegan a cambio de un ucraniano granero vacío de recursos. ¿No es una ironía que un movimiento «nacionalista» ucraniano se someta tan fácilmente ante las potencias extranjeras occidentales? Putin comentaba recientemente que el control extranjero sobre Kiev constituye un insulto para los pueblos de Ucrania. Es cierto, pero además los arruina.

JPEG - 51.7 KB

Pero no todos recibieron a la junta fascista con los brazos abiertos. En Crimea, la resistencia fue inmediata y encontró apoyo ruso. Se organizó un referéndum y Crimea se reintegró a Rusia. Occidente acusó a Putin de agresor, pasando por alto que fueron Estados Unidos y sus satélites quienes precipitaron la crisis con su respaldo a los golpistas de Kiev. Es la historia del cazador cazado. Por cierto, ya es muy viejo el truco del agresor que acusa a su víctima de haberle agredido… para justificar su futura agresión.

La resistencia popular en Ucrania no se limitó a Crimea. En Odesa, Mariupol, Jarkov, Donetsk, Lugansk, por ejemplo, la oposición a la junta de Kiev rápidamente comenzó a manifestarse. Violencia y represión fueron las respuestas. Kiev ordenó a su ejército liquidar a los disidentes, y estos tomaron las armas para defenderse. Se organizó una resistencia antifascista inspirada en la Guerra Civil Española de 1936. Putin advirtió a la junta de Kiev que utilizar los tanques contra su propio pueblo era una locura. Y tenía razón.

En junio de 2014, el vuelo MH17 de la Malaysia Airlines se estrelló en la región de Donbass. Sin presentar ni la sombra de una prueba, Estados Unidos y la Unión Europea de inmediato atribuyeron la responsabilidad a Putin y las milicias del Donbass. La prensa occidental recurrió a un lenguaje ultrajante, a la propaganda negra y al lavado de cerebro en contra de la Federación Rusa y de Vladimir Putin. Hasta el sol de hoy, Washington y la junta de Kiev siguen ocultando elementos probatorios fundamentales sobre la catástrofe del vuelo MH17 y si lo hacen es porque están tratando de esconder el hecho que fue la junta fascista quien derribó el avión de pasajeros. [2].

La propaganda negra funcionó tan bien que Estados Unidos y la Unión Europea pudieron darse el lujo de adoptar sanciones económicas contra la Federación Rusa, sanciones que todavía están en vigor. Esas sanciones, y las contramedidas que Rusia adoptó en respuesta, han costado miles de millones de euros a los países miembros de la Unión Europea… pero no han costado ni solo centavo a Estados Unidos, que al parecer está desarrollando sus intercambios con Rusia. Los europeos han comenzado a preguntarse por qué son ellos quienes tienen que pagar por la actitud agresiva de Estados Unidos contra Rusia. Pero Washington, actuando siempre a favor de sus propios intereses, sigue controlando con mano firma sus satélites europeos, que hasta ahora siguen obedeciendo la voz de su amo. La aplanadora Estados Unidos/OTAN sigue haciendo su trabajo.

La región de Donbass ha demostrado ser un hueso demasiado duro de roer para la junta de Kiev. Las milicias de esa región, con gran cantidad de combatientes y bien armadas, infligieron severas derrotas a las fuerzas de la junta, que incluso pidieron –y obtuvieron– dos treguas, negociadas en los llamados Acuerdos de Minsk, acuerdos que la junta nunca respetó. Era fácil adivinar que el régimen de Kiev utilizaría los Acuerdos de Minsk para reabastecer sus fuerzas y atacar nuevamente. Las milicias ganaron en el campo de batalla pero perdieron en Minsk. Hay que preguntarse por qué nadie previó que era imposible instaurar la paz y la reconciliación entre las fuerzas fascistas y los antifascistas.

Incluso es posible plantear la cuestión de manera mucho más simple: ¿Por qué aceptarían las víctimas de la masacres perpetradas por la junta someterse a esta si son capaces de resistir? Algunos dicen que Minsk es la única solución pero… ¿para quién exactamente? ¿Cree Moscú que Estados Unidos respetará un acuerdo firmado cuando la experiencia demuestra que no lo hará?

Ucrania sigue siendo el campo de batalla donde Estados Unidos sigue tratando de cerrar el cerco alrededor de Rusia. Washington atribuye a Rusia la responsabilidad de la guerra y la acusa de ser el agresor. Espera que el gobierno ruso acepte la existencia en Kiev de un régimen fascista y bajo tutela estadounidense que constituye una amenaza permanente para la seguridad rusa. Washington acusa a Rusia de no respetar el protocolo de Minsk, cuando en realidad es la junta de Kiev, bajo la dirección de Estados Unidos, quien nunca ha respetado esos acuerdos [3]. Estados Unidos y Europa cierran sistemáticamente los ojos para no ver a los fascistas en Kiev, a pesar de que es difícil no percibir su presencia. Como en la novela de George Orwell 1984, la realidad es lo contrario de lo que se dice.

El gobierno de Estados Unidos trabaja con falsas presunciones, exageradas por exceso de orgullo, olvidando seguramente que toda guerra está llena de sorpresas. Es muy difícil que el cerco estadounidense alrededor de Rusia pueda cerrarse rápidamente en el polvorín ucraniano, a no ser que Moscú capitule creyendo alcanzar así algo de “tranquilidad”.

Separar Ucrania de Rusia, rompiendo así con la historia, la cultura, la religión y las relaciones de sangre, que databan de más de mil años, es un proceso que ha encontrado firme oposición. El primer ministro ucraniano Arseny Yatseniuk puede erigir, si encuentra dinero para hacerlo, una nueva Muralla China alrededor de Rusia, pero ni él ni sus camisas pardas lograrán mantener esta separación de otra manera que no sea recurriendo a la fuerza y a la represión contra el pueblo ucraniano. Los europeos deberían tener eso muy presente antes de ir más lejos en el camino que Estados Unidos está imponiéndoles.

Michael Jabara Carley

Fuente
Strategic Culture Foundation (Rusia)

 

[1] “Put It in Writing. How the West Broke Its Promise to Moscow”, por Joshua R. Itzkowitz Shifrinson, Foreign Affairs, 29 de octubre de 2014.

[2] Ver los siguientes trabajos:
- «¿Blackstone y Jacob Rothschild, beneficiados con la desaparición del avión de Malaysia Airlines?», por Alfredo Jalife-Rahme, La Jornada(México), Red Voltaire, 26 de abril de 2014.
- «Reunión del Consejo de Seguridad después de la destrucción del vuelo MH‐17 de Malaysia Airlines», Red Voltaire, 18 de julio de 2014.
-Who shot down the Malaysian jet over Ukraine?”, por Andrey Fomin,Oriental Review (Rusia), Voltaire Network, 18 de julio de 2014.
- «Resolución 2166 sobre el vuelo MH17 Malaysia Airlines y debates»,Red Voltaire, 21 de julio de 2014.
- «Vuelo MH17, las 10 preguntas de Moscú a Kiev», Red Voltaire, 21 de julio de 2014.
- «Análisis de las causas de la catástrofe del vuelo MH17», por Ivan A. Andrievskii, Оdnako (Rusia), Red Voltaire, 16 de noviembre de 2014.
- «Vuelo MH17: ministro de Exteriores de Holanda desmintió al BND alemán», Red Voltaire, 22 de octubre de 2014.
-Justice for the MH17 victims is what we all need”, por Andrey Fomin,Oriental Review (Rusia), Voltaire Network, 3 de noviembre de 2014.
- «Vuelo MH17: Testigo revela identidad del piloto que derribó el avión de pasajeros», por Dmitry Steshin, Nicholas Varsegov, Vladimir Sungorkin,Komsomolskaya Pravda, Red Voltaire, 27 de diciembre de 2014.
- «Débat du Conseil de sécurité sur le vol MH17 (véto russe)», Réseau Voltaire, 29 de julio de 2015.

[3] Ver los siguientes trabajos:
- «Conjunto de medidas para la aplicación de los Acuerdos de Minsk»,Red Voltaire, 12 de febrero de 2015.
- «Los Acuerdos de Minsk 2 no harán milagros», por Andrew Korybko,Oriental Review (Rusia), Red Voltaire, 23 de febrero de 2015.
- «L’Accord de Minsk 2 sur l’Ukraine», Horizons et débats (Suiza), Réseau Voltaire, 23 de febrero de 2015.

Michael Jabara Carley

Michael Jabara CarleyProfesor del Departamento de Historia en la Universidad de Montreal.

 

 

Fuente: Red Voltaire.com

viernes, 30 de octubre de 2015

¿AL QAEDA SIONISTA?


"ESTE ERA EL ENEMIGO,  QUE CASUALIDAD"


Se confirma lo que había sido tachado como otra “teoría de la conspiración”. Es ésta la verdadera conspiración diseñada para desmantelar el Estado sirio: desde el 2011, Israel presta apoyo militar y logístico a Al Qaeda en Siria. La publicación de la foto de Netanyahu con un herido “rebelde” sirio en un hospital militar israelí de los Altos de Golan, fechada el 14 de febrero de 2014, forzó a periódicos como The Wall Street Journal, The Times of Israel o The Daily Beast a justificar o analizar lo que parecía increíble: un político que tacha de terroristas a los islamistas de Irán y de Hamas y pide al mundo que los bombardeen, dando la mano a un “terrorista islámico” que al parecer desean “borrar a Israel de la faz de la tierra”. Antes de ellos, Las Fuerzas de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (FNUOS) instaladas en el Golán habían informado de la “interacción” entre el ejército israelí y el Frente al-Nusra (Al Qaeda), que es la fuerza dominante entre los “Contra-Sirios” de la zona. Desvelar este secreto en su facebook le costó al veterano activista druso Ahmad Makat, que ya había pasado 27 años de su vida en las prisiones israelíes, un nuevo arresto en el febrero del 2014.  En la nueva versión de la  “coexistencia pacífica” el cuartel de los alqaedistas está a poca distancia de la base militar de Israel en el Golán.
. La explicación oficial es “prestar ayuda humanitaria” a unos seres humanos en un conflicto bélico. Increíble el ataque de sensibilidad de un régimen que practica un despiadado genocidio contra los civiles desarmados palestinos, incluido los niños, y que es el único país vecino de Siria que no acoge a refugiados ¿No está Al Qaeda acusado de perpetrar atentados en EEUU, Europa y el resto del mundo, matando a miles de personas? ¿O detrás de esta hermosa amistad, como dice Amos Yadlin, el ex director de la inteligencia militar israelí, los yihadistas “ofrecen algunasoportunidades estratégicas para Israel”. Yadlin tampoco confiesa las 23 verdades incómodas sobre los yihadistas, como el Nuevo Arma de Destrucción Masiva (NADM) que manejan. Israel ha introducido a un número indeterminado de palestinos colaboracionistas en las filas yihadistas, para que mientras se convierten en carne de cañón de sus intereses, cubran su terror con un halo de “legitimidad” y simpatía ante los ingenuos.
No es que el fin justifique los medios
“Israel debe aplastar toda Gaza como EEUU destruyó Hiroshima”, es el consejo de Gilad Sharon, el hijo del Carnicero de Sabra y Shatila, y el mismo que prefiere tener en las fronteras de Israel a los decapitadores y violadores del Estado Islámico que a una Hezbolá  proiraní. ¿Se trata de “pescar en río revuelto” o  de revolver sus aguas con la intención de pescar algo? Los yihadistas, alias NADM, sirven para convertir la vida y la civilización en ceniza en Gaza, Irak, Afganistán, Libia, Yemen, Rusia entre otros objetivos de sus fabricantes, esos bomberos pirómanos. Para un Israel cuya pretensión de expandir su hegemonía desde Éufrates hasta el Nilo no corresponde con su poderío militar y político, un “proxy” como los discípulos de Bin Laden es una eficiente estrategia.
Durante la guerra contra Irak, Donald Rumsfeld creó al Grupo de Operaciones Proactivas y Preventivas (P2OG) cuya tarea era realizar atentados de bandera falsa para luego justificar una reacción de represalia, manteniendo la “guerra permanente” de EEUU por el mundo. Una de las posibles obras del P2OG ha sido el atribuido al Estado Islámico en la Catedral Sayedat al-Naja en Irak, el 10 de noviembre del 2010, masacrando a unos 60 cristianos, sunnitas y chiitas. Se pretendía mantener inestable Irak, impedir su reconstrucción, difundir el terror y provocar odio entre los sunnitas, chiitas y cristianos.
Objetivos israelíes en Siria
A corto plazo
. Anexionar los Altos del Golán sirio, y así quedarse con su agua, como un paso hacia el control de los recursos hídricos de los vecinos. De hecho, los yihadistas ya controlan el curso de los ríos Tigris y Éufrates en Irak y en Siria. El Plan Yeor, diseñado en  1974, prevé desviar el agua del Nilo desde la ocupada Gaza. “Establecer una zona de seguridad hidráulica” y controlar los recursos hídricos de Líbano fue uno de los objetivos del Plan Oranim, santo y seña de la invasión israelí al Líbano en 1982.  La conquista del agua también fue uno de los factores de la destrucción del Estado libio en 2011 por la OTAN: allí está la segunda reserva del agua dulce del mundo.
. Destrozar el eje de resistencia, compuesto por IránSiria-Irak-Hizbolá, que se ha conseguido.
A largo plazo
. Convirtiendo dicho eje en diminutos enclaves étnicos y religiosos incapaces de cuestionar su hegemonía en la región, que es lo mismo que el ‘plan B’ de la agenda de Obama para Siria.
Israel y la intervención rusa en Siria
. Teniendo en cuenta que el objetivo estratégico de Tel Avive en Siria no es derrocar a Bashar al Assad, sino romper el país, posibilita alcanzar un acuerdo con Moscú, de aceptar su influencia (y mantener su base militar en Tartus) en la región alauita de Siria, después de su desintegración oficial. De hecho, la entrada militar de Rusia en la escena forzará a EEUU intensificar su apoyo a los “Contras” y establecer la zona de exclusión aérea —desde frontera de Turquía o desde Los Altos del Golán—, paso previo a balcanizar el país.
. Los ataques rusos están forzando la huida de una parte de los yihadistas hacia Irak y Turquía, aumentando la inestabilidad de estos rivales de Israel.
. Rusia está liderando la coalición “Pro-Assad”, asestando un golpe significativo a la imagen y las tácticas diseñadas por Teherán como el principal valedor del presidente sirio. Lo cual le asegura a Tel Avive que las fuerzas iraníes y libanesas, no sólo no actuarán contra Israel sino que desalojaran Siria una vez que termine el conflicto. Moscú apoyó durante años las sanciones impuestas por EEUU contra Irán —la primera reserva mundial del gas—, por lo que hará todo lo posible para que ninguno de los dos proyectos de gaseoducto, el de Irán-Irak-Siria y el de Qatar-Arabia Saudi-Irak-Siria se llevase a cabo. Es una extraña realidad que las relaciones de Netnayahu con el “amigo Putin” es mucho mejor que con Barak Obama, quien en este caso intenta aumentar el peso de Irán en perjuicio de Arabia y de Israel.
. La lucha contra los yihadistas alias NADM ha vuelto a acercar a Irak y Rusia, por primera vez tras la caída de la URSS. Hecho que beneficiaría a Israel y Arabia Saudi en perjuicio de Irán, pero también de EEUU.
. Siria ha relegado la guerra total del régimen de Netanyahu en marcha contra palestina y ha puesto fin al debate sobre dos Estados.
El futuro de Siria
El mejor escenario sirio para Tel Avive fue antes de la intervención rusa cuando el conflicto se había enquistado, y podría durar algunos años más, desgastando a todos los países de la región, salvo a Israel. Así sucedió con la guerra entre Irán e Irak (1980-1988), diseñada en el marco de la doctrina de Dual containment «Doble contención», por Henry Kissinger, cuyo objetivo era impedir el desarrollo económico, político, social y militar de Irán e Irak, a beneficio de Israel. Ahora que Irak ha vuelto a la Edad de Piedra, Irán es el principal motivo de los 1+12 razones de la guerra contra Siria. Ya ven, cuando el neocon Richard Perle proponía en 1996 que “Israel en cooperación con Turquía y Jordania, debe debilitar a Siria y eliminar el poder de Saddam Hussein en Irak” hablaba de un plan se está ejecutando paso a paso, disolviendo Siria e Irak, como Estados, como naciones.
Con la destrucción total del país y su sociedad, cualquier escenario en Siria será favorable a Israel: su partición en mini estados; convertirse en un sistema confesional parecido al del Líbano, e incluso su descenso al infierno del  “Estado fallido”, ya que siempre es mejor que tener a un Estado fuerte como vecino. Los sirios se han convertido en la segunda población de refugiados más grande del planeta, después de los olvidados palestinos. ¿Es casualidad que ambos pueblos comparten frontera con Israel? Así es, el pequeño país judío para convertirse en una superpotencia necesitará tres elementos:
. Territorio
. Petróleo
. Agua
Y los elementos se encuentran en los países vecinos.
Es una  “conspiración ideológica” que Israel equipare su derecho a existir con sus pretensiones hegemónicas, dejando tierras quemadas a su paso.
Ahora, y junto con Arabia Saudí y Turquía, ponen el último clavo al ataúd de la doctrina de Obama basada en contener a China, reteniéndole en Oriente Próximo para que garantice sus supremacías frente a un gigante como Irán. Pekín, encantado, mira cómo las otras grandes potencias se ahogan en el pequeño “sirio”.
La ultraderecha israelí vive un espejismo, a pesar de haber ejecutado casi a rajatabla el Plan Yinon de hacer desaparecer a los rivales de Israel, porque desconoce la dialéctica y también la dinámica de los vasos comunicantes en una región altamente volátil.

jueves, 29 de octubre de 2015

Portugal: Cavaco Silva y los malabarismos de la derecha. Dossier

  

                  FRANCISCO LOUÇA “BLOCO DE ESQUERDA”


Mientras continúan las negociaciones entre el PS, el Bloco de Esquerda y el PCP para constituir una mayoría parlamentaria para un gobierno del PS –que se ha concretado ya en la elección como presidente del Parlamento y segunda autoridad del estado del socialista Eduardo Ferro Rodrigues por 120 votos frente a los 108 de la derecha- el Presidente Cavaco Silva ha decidido llamar a formar gobierno al candidato de la coalición de derechas PaF, a pesar de estar en minoría en la nueva
asamblea legislativa.


Lo ha hecho además convocando a todos los demonios de la derecha portuguesa, en un discurso de partido mas que institucional, cuyo objetivo es intentar que una pequeña corriente del PS –los seguidores del antiguo secretario general Seguro- rompa la disciplina de voto y se abstenga en la votación del programa de gobierno de Passos Coelho. Pero la maniobra solo ha servido para cohesionar a la dirección del PS y su grupo parlamentario.


Cuando las fuerzas de izquierda, con su mayoría parlamentaria, rechacen el programa del gobierno de Passos Coelho, a Cavaco Silva solo le quedará llamar a formar gobierno al PS, que sí cuenta con el apoyo de la mayoría de izquierdas de la cámara, o convocar nuevas elecciones -que solo podrían celebrarse tras las presidenciales de enero, en junio de 2016. Una estrategia de la tensión y del
miedo a tres meses vista para desgajar a un sector del PS a costa de la inestabilidad financiera y política de Portugal. Justo lo contrario del argumento que ha utilizado para rechazar el encargo de formar gobierno a la coalición parlamentaria de izquierdas: “no presenta garantías de una solución alternativa, estable, duradera y creíble”. Palabras proféticas que parecen el epitafio de Cavaco Silva y Passos Coelho. SP


 

Cavaco Silva y como el pasado se ensaña con el presente


Francisco Louçã


Cavaco Silva hizo lo que se esperaba: siguió formalmente la tradición, indiferente al país y a sus propios llamamientos a la constitución de una mayoría absoluta, y ayudó a su partido en la estrategia dramatizadora que es la última carta que le queda a Passos Coelho en 2016. Pero fue también más allá y, con un despliegue de emoción no disimulada, decidió establecer un apartheid dentro de la democracia. Las consecuencias de este acto son inmensas, incluso si Cavaco Silva ya solo cuenta con un par de meses para radicalizar la situación.


De hecho, dijo lo que siempre han pensado los dignatarios del régimen, pero nunca se habían visto obligados a explicar, porque en los tiempos modernos nunca habían tenido un cuña de diferencia de un millón de votos y la capacidad de la izquierda de condicionar el gobierno. Por ello, la elegancia de la retórica democrática fue reemplazada por el martillo. Lo nuevo es esta transparencia del régimen.
La primera consecuencia de esta inédita sinceridad es que facilitó la tarea de António Costa, que sólo tenía obstáculos en la búsqueda de una vía de compromiso que choca con toda la cultura histórica del PS. Ahora nadie puede atreverse a ser el "cavaquista del PS", por lo menos hasta que se calme la tormenta. Por tanto, Cavaco Silva ayudó a polarizar el espacio contrario a su partido.


La segunda consecuencia es que Cavaco Silva se convierte en una rémora para la derecha, porque la emoción del presidente invocando su autoridad excluyente no puede ser trivializada, pero fue pólvora quemada antes de tiempo. Cavaco Silva, como de costumbre, no supo tener la cabeza fría y esperar a los próximos movimientos en la estrategia de la tensión que ha convocado. Permitió que
se colase de nuevo la imagen de mezquindad y partidismo que hace que sea un aliado incómodo para Passos Coelho y Portas, que si saben que la guerra de nervios se pierde con un grito.


Por último, y esta es la consecuencia más importante, Cavaco Silva contribuye a la crisis del régimen del que es la figura principal, porque lo aprisiona entre el pasado (frente a los problemas del país sólo ofrecen juegos de mesa partidistas) y el protectorado (el campo de la democracia se define por la obediencia en una carrera hacia el abismo, que es el mandato de los mercados financieros). Al hacer del régimen político un títere de Berlín, Cavaco Silva movilizó de una sola vez todos los recursos de la ideología obediente, del conformismo satisfactorio y de la auto-complacencia de las élites gobernantes en Portugal. Pero lejos de la vida de la gente, porque las pensiones amenazadas,los empleos precarios, los hijos obligados a emigrar, las facturas que se acumulan, la desconfianza popular ante la corrupción y el frenesí de los grandes negocios, nada de eso le interesa. Palacio sólo
sabe repetir que ignora las plazas de la República y, con ello, el pasado se ensaña con el presente: lo único que tiene que decir a los plebeyos es que coman bizcochos si no tienen pan.


Por otra parte, el discurso de Cavaco Silva es un engaño. Portugal no puede cuestionar a los mercados, pero los mercados consideran que Portugal es basura, incluso cuando las tasas a corto plazo son negativas. Portugal no puede cuestionar las nuevas reglas que Berlín impone a la Unión Europea, pero se sienta al lado de uno de los más poderosos Estados de Europa que está organizando un referéndum para salir de la UE. Portugal tiene que aceptar las reglas fiscales que han sido aprobadas con el argumento hasta ahora inédito de que son "estúpidas". La ideología, cuando la idea es débil, se convierte en ira, como Cavaco Silva mostró ayer.

Portugal se acordará de este presidente.


Luís Villalobos


Si los mercados – o sea, los inversores – andaban ocupados con otros asuntos, después del discurso del Presidente de la República tal vez empiecen a estar más agitados en relación a Portugal.


En el mensaje que leyó al país, Cavaco Silva subrayó su fuerte aprensión a una “quiebra de confianza de las instituciones internacionales acreedoras nuestras, de los inversores y de los mercados financeros externos”. Esto si el nuevo gobierno formado por el PSD y el CDS cae por tierra sin poder levantarse.


Apelando a una espécie de rebelión en el seno del PS, al mostrar el deseo de que haya diputados socialistas contrarios a un gobierno que haga viable la izquierda para aprobar el programa del gobierno de coalición, Cavaco Silva enumeró todo lo que han rechazado el PCP y el Bloco, desde la moneda única hasta la OTAN. Si el líder del PS iba a intentar tranquilizar a los mercados, mostrando respeto por las reglas europeas, después de esta noche tendrá que comenzar el trabajo desde el
princípio.

 
La táctica del PS parece ser la de unir fuerzas por la izquierda y hacer caer al nuevo gobierno, avanzando después hacia un gobierno minoritario con negociaciones de apoyo parlamentario con el Bloco y el PCP. Se llegue o no a un acuerdo con esta estrategia, es difícil creer que que este tipo de acuerdos dure mucho tiempo. .
Va a durar lo que sea posible que dure, según se espera, dentro del marco europeo al cual Portugal pertenece, del timing para que el PS vaya de nuevo a las elecciones y de que otros partidos cuenten sus escopetas. De ahí a considerar que va a nacer en Portugal un gobierno de coalición que pone en riesgo al país en la lista de miembros del euro hay un paso en toda una dirección bien distinta.


En paralelo, el propio discurso de Cavaco Silva sugiere que podría no dar opción a otro gobierno.


Así, habría un gobierno de gestión hasta que el nuevo Presidente de la a República pueda señalar nuevas legislativas, intentando clarificar las aguas el año que viene.
Lo que los inversores quieren es un ambiente de confianza y, con toda su legitimidad, ganar dinero.
En medio de todo esto, intento ponerme en la cabeza de un inversor y pienso que, si no estaba muy preocupado hasta ahora, después de esta noche el nivel de riesgo es más elevado.

 

Precedentes y procedimentos


Rui Tavares 


Nadie puede decir que el Presidente de la República esté ahora en una posición fácil. Pero la convirtió en algo mucho más difícil cuando por dos veces intentó condicionar el tipo de gobierno que deberíamos tener. Ahora no hay ninguna solución sin que aparentemente rompa con una u otra de
sus condiciones.


Pero sólo aparentemente. Veamos.
El primero conjunto de condiciones se dio antes de las elecciones, con la amenaza implícita de que Cavaco Silva sólo investiría a un gobierno estable, duradero y con apoyo garantizado en el Parlamento.


El segundo conjunto de condiciones llegó después de las elecciones, con la exigencia  de que el próximo gobierno respetase los compromisos de la UE, del euro, de la CPLP [Comunidad de Países de Lengua Portuguesa] y de la OTAN.
Si no hubiese presentado estas condiciones, o conjuntos de condiciones, Cavaco Silva tendría ahora mayor margen de maniobra. Hasta para hacer aquello que su família política desea, que es designar a Pedro Passos Coelho e invitarle a formar gobierno.

 
Sucede que la designación de Pedro Passos Coelho va en contra del primer conjunto de condiciones que Cavaco Silva expone: si hay una cosa clara en este momento es que un gobierno de derecha no será estable, no será duradero y no tendrá garantizado un apoyo mayoritario en el Parlamento. Con un gobierno de derecha, Cavaco Silva entregaría el país a la inestabilidad de la que abomina. La
última hipótesis de que no fuera así acabó ayer, cuando António Costa anunció que tenía una alternativa de gobierno. Recuérdese que Costa había prometido hacer viable un gobierno de derecha en caso de que no hubiese una alternativa. Con alternativa es cierto que un gobierno de derechas caerá  en poco tiempo.


El segundo conjunto de condiciones parece juiciosamente diseñado para alejar al BE [Bloco de Esquerdas] y al PCP [Partido Comunista Portugués] de la gobernación. A eso se han garrado en los últimos dias los defensores de un gobierno de derechas. Con todo, basta con que los partidos a la
izquierda del PS garanticen que no pondrán en cuestión los compromisos internacionales del país para que las segundas condiciones presidenciales puedan cumplirse con garantías. Más aún: sabemos que el PS votaría siempre contra cualquier propuesta en el Parlamento que pusiera en
cuestión estos compromisos. Sencillamente, no hay mayoría en la Asamblea de la República para que Portugal salga del euro o de la OTAN, incluso en el caso de que alguien insistiera en eso.


De forma que, paradójicamente, está en la izquierda la única posibilidad de gobierno que cumple con los dos conjuntos de condiciones presentados por el Presidente de la  República. Y la derecha, también paradójicamente, no cumple con ninguna de ellas: no presenta un gobierno duradero y — como ya estamos viendo con la violación de la regla  del "semestre europeo" — no cumple con las
reglas presupuestarias de la unión económica y monetaria. Mucho menos si viera rechazado su programa o presupuesto de aquí a unas semanas.
De manera que, siguiendo su propia lógica, el Presidente de la República sólo podrá investir a un gobierno sustentado por la izquierda. Mirando la realidad política y si no quiere contradecirse, no hay otra hipótesis.
Claro que Cavaco Silva puede tener otras razones — razones nuevas, contradictorias con las antiguas — para actuar de forma diferente. Pero en ese caso, debería haber anunciado que seguiría sólo los procedimientos normales, en vez de haber intentado crear precedentes.


 

¿Es verdad que nunca ha gobernado un partido comunista en democracia?


Paulo Pena


La frase "En 100 años, nunca se ha visto a un partido comunista en el poder que gobernase con elecciones libres, con partidos políticos, con libertad de expresión, sin exilados, sin presos políticos."

António Barreto, entrevista en RTP 3 [canal de la Radiotelevisión Portuguesa], 21 de octubre de

2015.


El contexto
António Barreto argumenta en esta cita que nunca, en el último siglo, ha llegado un partido comunista al poder mediante elecciones democráticas o nunca ha sucedido que, habiendo accedido al poder, esa ascensión al poder no haya tenido como resultado una limitación de la democracia.

Barreto, sociólogo, ex-presidente de la Fundación Francisco Manuel dos Santos, enumera las características de una democracia (elecciones, partidos políticos, libertad de expresión) y las limitaciones de las libertades que resultarian de la presencia en el gobierno [portugués] de fuerzas comunistas (exilados, presos políticos). Barreto pensaba posiblemente en las características de los
gobiernos comunistas que, en la segunda mitad del siglo XX, instauraron regímenes represivos de las libertades en el Este de Europa, en la entonces URSS (Rusia y los demás países de Asia Central) y en China.Pero no fue exactamente eso lo que afirmó exactamente António Barreto. Y en contra de esa
afirmación suya, hay otras evidencias. Veamos algunas, de una lista no exhaustiva, y empezando por las más recientes.


 

Los hechos


En el régimen presidencialista de Chipre, uno de los miembros de la Unión Europea (por si sola una garantía de valores democráticos), el AKEL, Partido Comunista de Chipre, ganó las elecciones presidenciales de 2008, haciendo presidente del país a Dimitris Christofias hasta 2013, con asiento en el Consejo Europeo y asumiendo incluso, en la segunda mitad de 2012, la presidencia rotatoria de la UE.


Pero no es un caso único en la Unión Europea. El Partido Comunista de Francia estuvo varias veces en el gobierno. La última de ellas, entre 1997 y 2002, con dos ministros en el ejecutivo liderado por el socialista Lionel Jospin, durante la presidencia del conservador Jacques Chirac. Ya había sucedido en los gobiernos de François Mitterrand (1981-1986). Y anteriormente, pero dentro de los “100 años”
que apunta Barreto: 1936, 1945 y 1946, dando início, además, al concepto de “frente popular” aplicado a las alianzas entre socialistas y comunistas. Lo mismo sucedió en España, donde una  coalición de este tipo gobernó hasta la victoria de las fuerzas de Francisco Franco en la Guerra Civil en 1939, hace 76 años.


Volviendo al pasado más reciente, y a la Unión Europea, el Partido Comunista de Dinamarca forma ahora parte de la “Alianza Verdirroja” que apoyó al primer gobierno de la socialdemócrata danesa Helle Thorning-Schmidt entre 2011 y 2014. Y este no es el último ejemplo en la Unión Europea…Hasta en Grecia, donde los comunistas son refractarios a entenderse incluso con la izquierda radical (Syriza), hay una experiencia de gobierno que los incluyó en 1989.


En Austria, en Luxemburgo y en Finlandia los partidos comunistas llegaron al gobierno después de la II Guerra Mundial a través de elecciones. En Helsínki fue presidente el comunista Mauno Pekkala (1946-48).

Fuera de Europa, baste recordar dos ejemplos: el Partido Comunista del Brasil tiene 57 alcaldes electos y forma parte de la coalición que eligió a Lula y Dilma a Planalto [sede del poder ejecutivo del gobierno federal brasileño]. Hace 40 años, el Partido Comunista de Chile, que hoy en día dispone de cinco gobernadores provinciales, formó parte del gobierno de Unidad Popular (1970-1973) liderado por Salvador Allende, que venció luego en las  presidenciales y murió luego de resultas del golpe
militar de Augusto Pinochet.


Y un último ejemplo que une dos curiosidades: el estado alemán de Turíngia tiene un ministro presidente comunista. Bodo Ramelow, del partido Die Linke (que une al antiguo partido comunista de Alemania del Este, el PDS, con otros sectores de izquierda), quedó en segundo lugar en las elecciones del estado de 2014, por detrás de la candidata conservadora del CDU, el partido de Merkel. Pero gracias a una alianza con el SPD (partido hermano del PS portugués) y de lo Verdes,
Ramelow formó un gobierno de coalición mayoritario en el Parlamento de dicha región.
En ninguno de estos ejemplos hay sospechas de supresión de libertades individuales, derechos políticos o represión.


 

En resumen


Al contrario de lo que afirma António Barreto, hay varios ejemplos, algunos actuales, de un “partido comunista en el poder que haya gobernado con elecciones, con partidos políticos, con libertad de expresión, sin exilados, sin presos políticos”.


Público, 22 de octubre de 2015
es un economista portugués de reputación académica internacional y, hasta hace poco,
el principal dirigente del Bloco de Esquerda
Francisco Louça
trabaja desde 2007 como periodista del diario lisboeta Público, donde es responsable de
la sección de Economía. Es autor del libro Negócios Vigiados, sobre la PIDE (la policía
política salazarista) y las empresas, y coordinador de la obra Quero um emprego!
Luis Villalobos
escritor, traductor, historiador y político portugués, fue elegido en 2009 eurodiputado
como independiente dentro del Bloco de Esquerdas, pasando en 2011 al grupo de los
Verdes y fundando en 2013 el Partido Livre, con el que se presentó como cabeza de lista
a las últimas elecciones portuguesas sin obtener escaños. Colabora con el canal Sic
Noticias y la revista Blitz y es columnista del diario lisboeta Público.
Rui Tavares
periodista del diario liboeta Público.
Paulo Pena
Traducción  G. Buster  Lucas Antón  Fuente:  Publico, 22 y 23 de octubre 2015 URL de origen (Obtenido en 29/10/2015 - 13:32): http://www.sinpermiso.info/textos/portugal-cavaco-silva-y-los-malabarismos-dela-derecha-dossier

Néstor, Lula y la segunda vuelta

 

      

     NESTOR KICHNER                         LULA DA SILVA

Emir Sader

 

Estábamos en la campaña de la segunda vuelta en Brasil, en 2010, cuando nos fulminó la noticia de la muerte de Néstor. Lula corrió a representarnos a todos nosotros, cuando todos nuestros corazones se volcaban hacia Néstor, hacia todos los argentinos, hacia Cristina en particular.
Sabíamos todo lo que Néstor representaba, cómo junto a Hugo Chávez y Lula, había sido fundamental para lanzar el proceso de integración regional y cerrar el paso al ALCA. Sabíamos cómo Néstor había sido fundamental en el rescate de Argentina de la peor crisis de su historia.
Este aniversario de la muerte de Néstor nos lleva a aquel momento y a la forma en que Lula afrontó una situación similar a la que afronta ahora la Argentina. Ante el nuevo desafío electoral que se abría en aquellos días para nosotros, Lula nos sorprendió de nuevo. Nos dijo: “Siempre es mejor ganar en segunda vuelta, porque la contraposición de planteamientos es más clara, y de esta manera el presidente es elegido con más apoyo”.
En ese momento, sus palabras nos parecieron nada más que un consuelo, una racionalización por nuestra incapacidad para triunfar en 2002, en 2006, en 2010 –y, ahora, más recientemente, en 2014–. Pero después nos hemos convencido de que hay una lógica política importante en esos planteamientos. En la primera vuelta –en Brasil, en Argentina, o en otros países– hay una proliferación de candidatos, de planteamientos, que dificultan la comprensión de los grandes dilemas propuestos a nuestras sociedades.
La segunda vuelta fue fundamental para el triunfo de Lula en 2006 y de Dilma en 2010 y en 2014. Los dilemas centrales de nuestras sociedades se estructuran alrededor de la superación o no del neoliberalismo. No por casualidad los países de la región que han decidido la superación de ese modelo –privilegiando las políticas sociales, la integración regional, el rescate del rol del Estado– han avanzado en el combate a la pobreza y a la miseria, en la defensa de la soberanía nacional y de la autoestima de la gente. Con los países que mantienen el modelo centrado en los ajustes fiscales, en la centralidad del mercado, en el libre comercio, pasó lo contrario.
En la segunda vuelta las alternativas económicas y el rol de las políticas sociales se vuelven centrales en el debate entre dos candidatos y de sus planteamientos. En general los candidatos de la derecha tratan de esconder los fundamentos de su propuesta económica diciendo incluso que van a mantener los avances sociales logrados por los gobiernos progresistas. Es fundamental explicitar en los debates de segunda vuelta la contradicción entre esa promesa y los fundamentos de su propuesta económica.
A pesar de prometer que mantendrían las políticas sociales de los gobiernos del PT, en Brasil, los candidatos neoliberales hacían afirmaciones tales como: “La economía no crece porque el salario mínimo es muy alto”, (sic), “de los bancos públicos no va a quedar casi nada” (como si las políticas sociales pudieran ser implementadas por bancos privados). Eran las contradicciones de los candidatos de la derecha cuando expresaban sus verdaderas intenciones.
Además, en la segunda vuelta siempre se han podido realizar grandes actos y movilizaciones de artistas, intelectuales, movimientos sociales, fuerzas de izquierda en general. Y siempre tomando como eje las dos grandes opciones de nuestras sociedades: avanzar en la superación del neoliberalismo, o el retroceso brutal en lo económico, en lo político, en lo social y en lo cultural, con la represión correspondiente.
En la experiencia brasileña, las campañas en segunda vuelta han sido decisivas para las victorias electorales, para evitar los retrocesos y para avanzar en la profundización de los procesos de construcción de sociedades más justas, más solidarias, más humanas.
Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-284861-2015-10-28.html

Rajoy ha ganado las elecciones esta mañana gracias a Catalunya

 

Arturo González

Por paradojas de la política y de la vida quien es el principal culpable de la exacerbación del independentismo catalán es el mayor beneficiario de su torpeza. La gran mayoría de españoles no quiere que Catalunya se independice y están dispuestos a depositar su confianza en quien con mejor garantía se lo asegure: Rajoy.

Porque todos los demás flaquean al promover salidas menos contundentes y más inciertas. Incluso el líder de Ciudadanos resulta más bisoño ante semejante desafío. Mientras que Rajoy está dispuesto, como ya ha dicho y de ahí su éxito, a emplear todos los medios necesarios para impedir lo que él y millones de españoles consideran alta traición. Los que hagan falta, incluido, se supone, el Ejército, que para eso está ahí, según el artículo 8 de la Constitución Española. Ni el Rey ni el propio Ejército aceptarían ser burlados en sus obligaciones y pasar a la historia de la ruptura de España.

Rajoy ha permitido que, con su intransigencia, la situación llegue a un punto de no retorno y ahora, con las decisiones anunciadas, recupera, confirma e incrementa el favor y previsible voto de los españoles opuestos frontalmente a la independencia. El diálogo ya es imposible para llegar a cualquier acuerdo que no sea la independencia. Los catalanes, por convicción unos o por dejarse arrastrar otros, ya no se conformarían con soluciones menos traumáticas, como podrían ser privilegios fiscales que pudieran ser semejantes a los vascos o navarros. Se han enrocado en el todo o nada y sin duda van a tirar para adelante. Por eso, aunque como primera y más probable medida les priven de su autonomía, la guerra continuará, dando lugar a una inestabilidad política y de todo tipo de enorme magnitud. Rajoy cuenta con el apoyo mayoritario de los españoles, y los catalanes con el de su terquedad en el empeño. Ya no bastaría ni un referéndum a escala nacional con participación de todo el pueblo español, que no estaría exento de razones. Los catalanes solo aceptarían un referéndum exclusivamente del pueblo catalán, lo que Rajoy no admitiría de ninguna de las maneras.

El hecho de que el Presidente del Gobierno haya incluido en su declaración institucional la envenenada expresión “mientras yo sea Presidente del Gobierno” supone la vacuna para seguir siéndolo y conseguir que le voten masivamente en las próximas elecciones.

Se avecinan tiempos convulsos en Catalunya y es fácil adivinar que el pueblo catalán no se rendirá, sintiéndose, además, víctimas y con sus derechos democráticos, dicen, machacados. Yo, desde luego, no me atrevo a predecir el futuro de Catalunya. Pero sí me atrevo a predecir el de España el 20 de diciembre. Pesimista y agorero que es uno. Lo lógico sería que a Rajoy lo fulminaran por incapaz. Pero no sé hasta qué punto la lógica prima sobre el muro de los sentimientos de unos y otros.

FUENTE: PUBLICO.ES

lunes, 19 de octubre de 2015

¿Un resurgimiento de la izquierda mundial?

 

Immanuel Wallerstein

La Jornada

El triunfo arrasador de Jeremy Corbyn el 24 de septiembre en su camino a ser el líder del Partido Laborista de Gran Bretaña fue pasmoso y totalmente inesperado. Entró a la carrera apenas con el suficiente respaldo para ser considerado en la votación. Contendió con una plataforma de izquierda sin compromisos. Y luego, enfrentado a tres candidatos más convencionales, ganó 59.5 por ciento de votos en una elección que tuvo una participación inusualmente alta de 76 por ciento.

De inmediato los expertos y la prensa opinaron que este liderazgo y la plataforma garantizaban que el Partido Conservador ganarían la siguiente elección. ¿Es eso seguro? ¿No será que el desempeño de Corbyn indica un resurgimiento de la izquierda? Y si eso es así, ¿es esto cierto sólo en Gran Bretaña?

Determinar si el escenario político mundial se mueve a la derecha o a la izquierda es un tema favorito de las discusiones políticas. Uno de los problemas con esta discusión ha sido siempre que la dirección de las tendencias políticas siempre se mide por la fuerza de la posición extrema de la izquierda o la derecha en cualquier elección dada. Sin embargo, esto es errar el punto más esencial acerca de la política electoral en los países con sistemas parlamentarios construidos en torno a los vaivenes entre los partidos de centroizquierda y centroderecha.

Lo primero que hay que recordar es que existe una enorme gama de posibles posiciones en cualquier momento en un lugar determinado. Simbólicamente, digamos que varían del uno al 10 en un eje izquierda-derecha. Si los partidos o los líderes políticos se mueven entre 2-3, 5-6 u 8-9, ello mide un vaivén hacia la derecha. Y los números de reversa (9-8, 6-5, 3-2) miden un vaivén a la izquierda.

Utilizando esta clase de medición, el año pasado el mundo vio un contundente viraje global a la izquierda. Hay una serie de claros signos de este viraje. Uno de ellos es la fuerza en constante ascenso de Bernie Sanders en su carrera hacia la nominación presidencial por el Partido Demócrata. Eso no significa que derrotará a Hillary Clinton. Significa que, para contrarrestar los índices de las encuestas de Sanders, Clinton ha tenido que plantear posiciones más hacia la izquierda.

En Australia ocurrió un evento semejante. El partido de derecha, ahora en el poder, el Partido Liberal, corrió el 15 de septiembre a su líder Tony Abbott. Abbott era conocido por su agudo escepticismo hacia el cambio climático y su línea muy ruda hacia la inmigración. Abbott fue reemplazado por Malcolm Turnbull, al que se considera algo más abierto en estas cuestiones. De manera semejante, el Partido Conservador británico ha suavizado sus propuestas de austeridad para ganarse a los potenciales votantes en favor de Corbyn. Éstos son virajes de 9-8.

En España, el primer ministro, Mariano Rajoy, del Partido Nueva Democracia, está enfrentando cifras crecientes en las encuestas para Pablo Iglesias, de Podemos, que compite con una plataforma contraria a la austeridad, similar a lo que por mucho tiempo promovió el Partido Syriza de Grecia. Nueva Democracia lo hizo bastante mal en las elecciones regionales y locales del 24 de mayo. Rajoy está resistiendo el viraje a la izquierda de su partido y el resultado es que le va peor en las encuestas relacionadas con las futuras elecciones nacionales. Tras su derrota reciente en las elecciones independentistas de Cataluña, Rajoy tuvo que frenarse todavía más. Pregunta: ¿Puede Rajoy sobrevivir como líder de su partido o será reemplazado como lo fue Tony Abbott en Australia en aras de un líder un poquito menos rígido?

Grecia resulta ser el ejemplo más interesante de este viraje. Ha habido tres elecciones este año. La primera el 25 de enero, cuando Syriza llegó al poder, de nuevo para sorpresa de muchos analistas, con una plataforma contraria a la austeridad, utilizando la tradicional retórica izquierdista.

Cuando Syriza se topó con que los países europeos no estaban dispuestos a acceder a las demandas griegas de ser aliviados de muchos de los compromisos de su deuda, el primer ministro Alexis Tsipras llamó a un referéndum de si rechazar o no los términos exigidos por Europa. El llamado voto del Oxi (del no) ganó ampliamente en el referéndum del 5 de julio. Sabemos qué fue lo que ocurrió subsecuentemente. Los acreedores europeos no sólo no hicieron concesiones, sino que ofrecieron términos peores a Grecia, que Tsipras sintió que tenía que aceptar en gran medida.

Una vez más los analistas se concentraron en la traición de Tsipras a su promesa. La camarilla de izquierda al interior de Syriza se escindió y formó un nuevo partido. En la confusión, pocos comentaron sobre lo que había pasado en el Partido Nueva Democracia. Ahí su líder Antonis Samaras fue reemplazado por Vangilis Meimaraki, viraje de 9-8 o quizá de 8-7, en un intento por arrancar votos centristas a Syriza.

El viraje conservador hacia la izquierda no resultó. Syriza ganó de nuevo. El grupo de izquierda que se escindió fue barrido en las elecciones del 18 de septiembre ¿Por qué ganó Syriza? Parece que los votantes seguían sintiendo que estarían mejor, aunque sea un poco mejor, con Syriza minimizando los recortes en las pensiones y otras protecciones propias del estado de bienestar. En resumen, en la peor situación posible para la izquierda en Grecia, Syriza por lo menos no perdió terreno.

Qué, pueden preguntarse, significa todo esto. Es claro que, en un mundo que está viviendo en medio de una gran incertidumbre económica y en condiciones peores para grandes segmentos de las poblaciones del mundo, los partidos en el poder tienden a ser culpados y pierden fuerza electoral. Así que tras el vaivén hacia la derecha de la última década o así, el péndulo va ahora en la otra dirección.

¿Qué tanta diferencia hace esto? Una vez más, insisto que depende de si observamos en el corto o en el mediano plazos. En el corto hace mucha diferencia, dado que la gente vive (y sufre) en el corto plazo. Cualquier cosa que minimice las penurias es una mejora. Por tanto, esta clase de vaivén hacia la izquierda es una mejora. Pero en el mediano plazo, no hace diferencia en lo absoluto. De hecho, tiende a oscurecer la batalla real, aquella que concierne la dirección en que va la transformación del sistema-mundo capitalista en el nuevo sistema-mundo (o sistemas). La batalla es entre quienes quieren un nuevo sistema que puede ser todavía peor que el actual y quienes quieren algo sustancialmente mejor.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/10/17/opinion/018a1mun

Traducción: Ramón Vera Herrera

El ejército ruso muestra su superioridad en la guerra convencional

 

 

por Thierry Meyssan

La intervención militar de Moscú en Siria no sólo ha modificado la situación militar en el terreno y sembrado el pánico entre los yihadistas. También ha mostrado al resto del mundo, en medio de una situación de guerra real, las capacidades actuales de las fuerzas armadas rusas. Para sorpresa general, los militares rusos disponen de un sistema de interferencia capaz de dejar a la OTAN sorda y ciega. Aunque dispone de un presupuesto militar muy superior, Estados Unidos acaba de perder su supremacía militar.

RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 

فJPEG - 42.9 KB

La intervención militar rusa en Siria, que se suponía fuese una apuesta arriesgada de Moscú ante los yihadistas, se ha convertido en una demostración de poderío que viene a trastocar el equilibrio estratégico mundial [1]. Inicialmente concebida para aislar a los grupos armados de los Estados que los apoyan en violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y destruirlos después, la operación ha dejado ciegos a todos los actores occidentales y sus aliados.

Estupefacto, el Pentágono está ahora dividido entre los que tienden a minimizar los hechos y a buscar fallos en el dispositivo militar ruso y los que, por el contrario, consideran que Estados Unidos ha perdido su superioridad en materia de guerra convencional y que necesitará largos años para recuperarla [2].

Todos recuerdan aún que, en 2008, durante la guerra en Osetia del Sur, las fuerzas armadas rusas, aunque lograron rechazar el ataque georgiano, habían mostrado al mundo principalmente el estado deplorable de su material bélico. Hace sólo 10 días, el ex secretario de Defensa Robert Gates y la ex consejera de Seguridad Nacional Condoleezza Rice se referían al ejército ruso como una fuerza de «segunda categoría» [3].

¿Cómo fue entonces que la Federación Rusa logró reconstruir su industria de defensa y además concebir y producir armas de muy alta tecnología sin que el Pentágono percibiese la importancia del fenómeno y llegara incluso a quedarse rezagado? ¿Están usando los rusos todo su nuevo armamento en Siria o todavía se reservan alguna que otra maravilla? [4]

La sorpresa es tan grande en Washington que la Casa Blanca acaba de suspender la visita oficial del primer ministro ruso Dimitri Medvedev y de una delegación del estado mayor ruso. La decisión fue tomada después de una visita idéntica de una delegación militar rusa en Turquía. Y ni hablar de las operaciones en Siria porque el Pentágono ya ni siquiera sabe lo que allí está sucediendo. Furiosos, los «halcones liberales» y los neoconservadores exigen que se incremente el presupuesto militar y han logrado obtener la suspensión de la retirada de las tropas estadounidenses presentes en Afganistán.

De manera extremadamente extraña, los comentaristas atlantistas, testigos de la manera como el poderío militar estadounidense se ha quedado atrás, están denunciando el peligro del imperialismo ruso [5]. Pero el hecho es que lo único que Rusia está haciendo es salvar al pueblo sirio y proponer a los demás Estados que colaboren con ella, mientras que cuando Estados Unidos disponía de la supremacía militar lo que hacía era imponer su sistema económico, aparte de haber destruido numerosos Estados.

Lo cierto es que las declaraciones vacilantes de Washington durante el despliegue ruso, antes de la ofensiva, no eran una lenta adaptación política de la retórica oficial sino justamente lo que expresaban: el Pentágono no sabía lo que estaba pasando en el terreno. Se había quedado sordo y ciego.

Un sistema generalizado de interferencia

Ya se sabía, desde el incidente del navío de guerra USS Donald Cook en el Mar Negro, que la fuerza aérea rusa dispone de un arma que le permite interferir todos los radares, circuitos de control, sistemas de transmisión de información, etc. [6]

Desde el inicio de su despliegue militar, Rusia instaló un centro de interferencia en Hmeymim, al norte de Latakia. Y súbitamente se reprodujo el incidente del USS Donald Cook. Pero esta vez abarcó un radio de 300 kilómetros, que incluye la base de la OTAN en Incirlik (Turquía), y todavía se mantiene. Como comenzó durante una tormenta de arena de intensidad histórica, el Pentágono creyó al principio que todos sus dispositivos de vigilancia habían sido afectados por ese fenómeno natural, antes de darse cuenta de que están siendo interferidos. Todos están bajo interferencia.

La cuestión es que la guerra convencional se basa en el «C4i»; un acrónimo que reúne las cuatro “C” de los términos ingleses «command», «control», «communications» y «computer» [en español, “mando”, “control”, “comunicaciones” e “informática”] y la “i” de «intelligence» [“información de inteligencia”]. Los satélites, aviones y drones, así como los navíos y submarinos, los blindados y, hoy en día, hasta los combatientes, están vinculados entre sí por redes de comunicaciones permanentes que permiten a los estados mayores impartir órdenes durante el combate. Todo ese conjunto, el sistema nervioso de la OTAN, está actualmente bajo interferencia en Siria y en parte del territorio de Turquía.

Según el experto rumano Valentín Vasilesci, Rusia probablemente instaló varios Krasukha-4, equipó sus aviones con dispositivos de interferencia SAP-518/ SPS-171 –como el que llevaba el avión ruso que sobrevoló el USS Donald Cook– y sus helicópteros con el sistema Richag-AV. Y estaría utilizando además en el Mediterráneo el navío-espía Priazovye, perteneciente a la clase Project 864 o Vishnya según la nomenclatura de la OTAN [7].

Parece, sin embargo, que Rusia se comprometió a no crear problemas con las comunicaciones en Israel, el patio privado de Estados Unidos, y por eso se ha abstenido de desplegar su dispositivo de interferencia en el sur de Siria.

Los aviones rusos se están dando incluso el lujo de violar repetidamente el espacio aéreo turco. Pero no lo hacen para comprobar el tiempo de respuesta de la fuerza aérea turca sino para verificar la eficacia de su propio dispositivo de interferencia en esa zona y para vigilar las instalaciones que Turquía pone a la disposición de los yihadistas en territorio turco.

Misiles crucero ultra eficaces

Y para rematar, Rusia ha utilizado en Siria varias armas nuevas, como los 26 misiles crucero furtivos 3M-14T Kaliber-NK –equivalentes a los RGM/UGM-109E Tomahawk [8]– lanzados por la Flota del Mar Caspio –lo cual no era nada necesario desde el punto de vista militar–, misiles que alcanzaron y destruyeron 11 blancos situados a 1 500 kilómetros de distancia, justamente en la zona que no se haya bajo interferencia –para que la OTAN pudiera comprobar su eficacia. Estos 26 misiles sobrevolaron Irán e Irak a una altitud que fluctuó entre 50 y 100 metros –según el tipo de terreno–, pasando incluso a 4 kilómetros de un drone estadounidense. Y no se perdió ninguno, contrariamente a lo que sucede con los misiles crucero estadounidenses, que registran entre un 5 y un 10% de errores, según los modelos [9].

El uso y resultados de esos misiles demuestran de paso la inutilidad de los faraónicos gastos del «escudo» antimisiles que el Pentágono está construyendo alrededor de Rusia –aunque dicho «escudo» esté oficialmente dirigido contra lanzamientos de artefactos iraníes.

Teniendo en cuenta que los misiles utilizados por las fuerzas armadas rusas pueden ser lanzados desde submarinos situados en cualquier punto de los océanos y que esos misiles pueden ser portadores de ojivas nucleares, es evidente que los rusos han salido de su atraso en materia de lanzadores.

O sea que la Federación Rusa sería destruida por Estados Unidos –y viceversa– en caso de confrontación nuclear, pero saldría vencedora en una guerra convencional.

Sólo los rusos y los sirios están hoy en condiciones de evaluar la situación en el terreno. Todos los comentarios militares provenientes de otras fuentes, incluyendo los de los yihadistas, carecen de base ya que Rusia y Siria son los únicos que tienen una visión de lo que está sucediendo en el terreno. Pero Moscú y Damasco tienen intenciones de sacar el máximo partido de su ventaja y mantienen sus operaciones en secreto.

Los pocos comunicados publicados y algunas confidencias de oficiales permiten llegar a la conclusión de que al menos 5 000 yihadistas han sido muertos, entre ellos numerosos jefes de Ahrar el-Sham, de al-Qaeda y del Emirato islámico. Al menos 10 000 mercenarios han huido a través de Turquía, Irak y Jordania. El Ejército Árabe Sirio y el Hezbollah están recuperando terreno sin esperar por los refuerzos iraníes anunciados.

La campaña de bombardeos debería terminarse hacia la navidad ortodoxa. La interrogante que se planteará entonces será saber si se autoriza o no a Rusia a terminar su trabajo persiguiendo a los yihadistas que se refugian en Turquía, Irak y Jordania. De no ser así, Siria se habrá salvado, pero el problema no quedará completamente resuelto. La Hermandad Musulmana no dejará de buscar la revancha y Estados Unidos tampoco renunciará a utilizar nuevamente esa cofradía contra otros objetivos.

 

Thierry Meyssan

 

[1] “Russian Military Uses Syria as Proving Ground, and West Takes Notice”, Steven Lee Myers & Eric Schmitt, The New York Times, October 14, 2015.

[2] “Top NATO general: Russians starting to build air defense bubble over Syria”, por Thomas Gibbons-Neff, The Washington Post, 29 de septiembre de 2015.

[3] “How America can counter Putin’s moves in Syria”, por Condoleezza Rice y Robert M. Gates, Washington Post, Voltaire Network, 8 de octubre de 2015.

[4] El único estudio disponible es muy por debajo de la realidad : Russia’s quiet military revolution and what it means for Europe, Gustav Gressel, European Council on Foreign Relations, October 2015.

[5] «Russisches Syrien-Abenteuer: Das Ende der alten Weltordnung», por Matthias Schepp, Der Spiegel, 10 de octubre de 2015.

[6] «¿Qué es lo que espantó al USS Donald Cook en el Mar Negro?»,Red Voltaire, 13 de septiembre de 2014.

[7] «Cu ce arme ultrasecrete a cîstigat Putin suprematia în razboiul radioelectronic din Siria?», por Valentin Vasilescu, Ziarul de gardã, 12 de octubre de 2015. Ver [en francés], «L’arme ultrasecrète qui permet à Poutine d’asseoir sa suprématie dans la guerre radio électronique en Syrie?», Réseau international.

[8] “KALIBRating the foe: strategic implications of the Russian cruise missiles’ launch”, por Vladimir Kozin, Oriental Review (Rusia), Voltaire Network, 14 de octubre de 2015.

[9] Después de haber anunciado lo contrario, Estados Unidos no tuvo finalmente más remedio que reconocer los hechos. Ver las informaciones: “First on CNN: U.S. officials say Russian missiles heading for Syria landed in Iran”, por Barbara Starr y Jeremy Diamond, CNN, 8 de octubre de 2015. “Moscow rejects CNN’s report on Russian missile landing in Iran”, IRNA, 8 de octubre de 2015. “Daily Press Briefing”, por John Kirby, US State Department, 8 de octubre de 2015. “Пентагон не комментирует сообщения о якобы упавших в Иране ракетах РФ”, RIA-Novosti, 8 de octubre de 2015.

Thierry Meyssan

Thierry MeyssanIntelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación(Monte Ávila Editores, 2008).

 

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

sábado, 17 de octubre de 2015

El Tesoro de Estados Unidos investiga origen de los Toyota del Emirato Islámico

 

 

 

                             LOS TOYOTA DEL CALIFATO

RED VOLTAIRE

La sección del Departamento del Tesoro de Estados Unidos a cargo de la lucha contra el financiamiento del terrorismo ha iniciado una importante investigación sobre el origen de los vehículos Toyota del Emirato Islámico.

En el verano de 2014, los yihadistas del Emirato Islámico penetraron en territorio iraquí a bordo de más de 800 vehículos de la marca japonesa Toyota, modelos Hilux y Land Cruiser, aparentemente nuevos.

La Red Voltaire indicó en aquel momento que aquel equipamiento había llegado a manos del Emirato Islámico en un tren especial fletado por los servicios secretos turcos (MIT). El mismo tren transportaba también armamento pesado comprado en Ucrania por Arabia Saudita.

Desde entonces, y hasta este momento, el Emirato Islámico ha seguido recibiendo vehículos de la marca Toyota.

Ahora, el Departamento estadounidense del Tesoro está tratando de determinar la identidad de los compradores de esos vehículos. La firma japonesa Toyota participa en la investigación.

Rusia estrena sus misiles crucero en Siria

 

                        Misil ruso de crucero SSN-30A Kalibr

Pepe Escobar

Asia Times Online

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

El Nuevo Gran Juego en Eurasia avanzó a pasos agigantados la semana pasada después que Rusia lanzó 26 misiles crucero desde el Mar Caspio contra 11 objetivos del Estado Islámico en Siria, destruyéndolos todos. Esos ataques navales fueron el primer uso operacional de ultramodernos misiles crucero SSN-30A Kalibr.

El Pentágono echó una mirada por encima del hombro al itinerario de vuelo de esos misiles Kalibr – capaces de atacar objetivos a 1.500 kilómetros de distancia. Se trata de un preciso, claro, sucinto mensaje de Moscú al Pentágono y a la OTAN. ¿Quieres meterte conmigo, muchacho? ¿Tal vez con tus inmensos, voluminosos portaaviones?

Además, fuera de la creación de lo que es una zona de no-vuelo de facto sobre Siria y el sur de Turquía, el crucero Moskva de la Armada Rusa, con 64 misiles barco-aire S-300 está ahora atracado en Latakia.

A las proverbiales fuentes anónimas estadounidense no les quedó otra alternativa que meter superdirecta, inventando que cuatro misiles rusos descarriados cayeron en Irán. El Alto Comando Ruso los ridiculizó; todos los misiles cayeron a unos 2 metros de sus objetivos.

El Pentágono ni siquiera sabía que los Kalibr podían ser lanzados desde barcos pequeños –los Tomahawk estadounidenses necesitan barcos mucho más grandes.

Lo mejor que se le pudo ocurrir al Pentágono, fuera de sufrir una apoplejía generalizada, fue lo que el comandante de NORAD, el almirante William Gortney dijo al Consejo Atlántico que la aviación y los misiles crucero de largo alcance rusos representan una nueva “amenaza” para la defensa estratégica de EE.UU.

La amenaza de los misiles crucero rusos es un “desafío particular para NORAD y el Comando Norte”. Oh, no me diga.

Es un eufemismo característico del Nuevo Gran Juego. Se puede argumentar que el desarrollo militar de Rusia durante los últimos años ha colocado a Moscú a generaciones por delante de EE.UU. En caso de una Guerra Mundial Caliente 3.0 – y nadie fuera del acostumbrado Dr. Insólito, posiblemente la desearía – misiles y submarinos serían las armas cruciales, no los monstruosos portaaviones al estilo estadounidense.

El Pentágono está apopléjico porque la demostración de tecnología rusa reveló el fin del monopolio estadounidense sobre misiles crucero de largo alcance. Los analistas del Pentágono todavía trabajaban bajo la premisa que su alcance era de unos 300 kilómetros.

Además, la OTAN ha sido advertida: Rusia puede aplastarlos en un destello – como me dijeron la semana pasada en una conversación en Alemania. La fogosa retórica de “¡estáis violando mi espacio aéreo!” tampoco lo cambiará.

Una vez más, asumiendo el escenario de Dr. Insólito, la única reacción posible de EE.UU. si la partida se pone fea sería lanzar ICBM nucleares; pero entonces el espacio aéreo de Rusia será sellado por misiles antimisiles S-500, portando diez misiles interceptores cada uno y que no pueden dejar pasar ningún ICBM estadounidense.

Estúpido y moderadamente estúpido

Por lo tanto, después del choque inicial, el Pentágono volvió a la… inanidad, complementando el humor alegre de esos titulares estúpidos y más estúpidos.

El jefe supremo del Pentágono, Ash Carter, juró que Washington no cooperará con Moscú en Siria porque la estrategia del Kremlin es “trágicamente defectuosa”. Debemos interpretar “defectuosa” como significando que Rusia mata en unos pocos días más fanáticos salafistas-yihadistas de todo tipo que la Coalición de Dudosos Oportunistas (CDO) en más de un año. ¿Hay quien recuerde que CDO es llamada oficialmente Operación Resolución Inherente?

Y luego existe un problema adicional con la así llamada “estrategia” de “no quiero jugar en el mismo jardín contigo” del Pentágono; el Ministerio de Defensa Ruso explicó que en realidad el Pentágono fue el que solicitó que se coordinaran las acciones en Siria para comenzar.

Para agregar irrelevancia a inanidad, el Pentágono anunció que estaba posponiendo su último espectacular fracaso: el programa de 500 millones de dólares para “entrenar y equipar” rebeldes sirios “moderados”, que produjo impresionantes “cuatro o cinco” duros dispuestos a combatir contra el Estado Islámico.

Por lo tanto no habrá más “entrenamiento”; más bien formación de “facilitadores” –––código para inteligencia local– con la misión de identificar falsos objetivos del “Califato” para ataques de la CDO. Serán “aconsejados” sobre cómo interactuar “desde lejos” por el Pentágono.

No se puede inventar todo esto

El “equipamiento”, por su parte, será considerablemente reducido; lo que queda será un montón de rifles de asalto que serán entregados a unos 5.000 rebeldes “moderados”, de los que, por supuesto, se apoderará Jabhat al-Nusra, conocido como al-Qaida en Siria, o terroristas del “Califato”.

Ash Carter estaba muy contento con su nueva estrategia magistralmente concebida que debe ayudar a “aumentar el poder de combate” de esos elusivos rebeldes “moderados” y jura que Washington “se mantiene comprometido” con el entrenamiento de esos rebeldes “moderados”, ahora en diferentes maneras para lograr el mismo tipo de objetivo estratégico”.

Le tocó al sorprendentemente mediocre Ben Rhodes, consejero adjunto de seguridad nacional de EE.UU. para comunicación estratégica, expandir sobre el nuevo foco de la “estrategia” magistralmente concebida: “desarrollar relaciones con dirigentes y unidades [entre grupos armados sirios], y poder entregarles suministros y equipamiento”. ¿Por qué no desarrollar esas “relaciones” a través de una página en Facebook? Es barato y mucho más efectivo.

“Desconflictuame”, querido

Incluso a pesar de que el “desconflictuamiento” entre Washington sigue siendo tan “conflictivo “como siempre, hay por lo menos un tema en el cual pueden converger; trabajar con los kurdos en el noreste de Siria, como lo admiten miembros del PYD (Partido Unión Democrática). El co-presidente del PYD, Salih Muslim insiste en que “lucharemos junto a quienquiera luche contra el Daesh (EI)”.

Sin embargo el análisis del PYD sigue siendo anatema para el Pentágono y la Casa Blanca. Y el PYD sabe un par de cosas sobre la lucha contra rebeldes yihadistas/”moderados” en el terreno. El PYD considera que el EI, Jabhat al-Nusra o Ahrar a-Sham “no son diferentes” los unos de los otros. Traducción: los rebeldes “moderados” no existen. El PYD también acepta que Bashar al-Asad permanezca en el poder por un tiempo, pero solo durante un período “de transición”.

El PYD ha comprendido perfectamente el significado de la ofensiva de Rusia en Siria. Se oponen intensamente a una zona de no-vuelo controlada por Turquía y ahora están seguros de que nunca habrá una. También saben perfectamente que una brigada “Sultán” de turcomanos, entrenados por Ankara –rebeldes “moderados” al estilo turco– desertó masivamente hacia el EI/Daesh.

Mientras tanto, en Sochi, el Presidente ruso Vladimir Putin encontró –de nuevo– al Ministro de Defensa de Arabia Saudí Príncipe Mohammed bin Salman, el príncipe guerrero que está matando civiles en Yemen. El Ministro de Exteriores Sergey Lavrov y el Ministro de Energía Alexander Novak también estaban presentes.

Diplomáticamente, todo eso tuvo que ver con el acuerdo entre Moscú y Riad de que no se puede permitir que el EI/Daesh se apodere de Siria. Los detalles siguen siendo una incógnita. Se ha hablado mucho de una “solución política”. De nuevo Putin dejó bien claro: la actual ofensiva tiene el propósito de “estabilizar las autoridades legítimas y crear condiciones para encontrar un compromiso político”. La Casa de Saud entendió perfectamente; es el camino ruso o la autopista.

Sin embargo siguen flirteando con la autopista – como cuando los proverbiales “funcionarios saudíes” confirmaron que los que trabajan para el Príncipe Salman, amistoso hacia Putin, entregaron 500 misiles antitanque TOW a los rebeldes “moderados” del antiguo Ejército Libre Sirio (ELS). Se puede apostar a que esos TOW serán capturados rápidamente por toda clase de salafistas/yihadistas.

Toda esta acción frenética tenía lugar en paralelo con el recientemente operativo centro de coordinación de inteligencia Rusia-Irán-Iraq-Siria-Hizbulá en Bagdad lo que muestra que actúan en serio. Así se trabaja en la inteligencia en el terreno. Un ataque puede no haber dado en el “Califa” Ibrahim pero envió al paraíso a algunos otros notables del “Califato”. El balance final: el Pentágono no fue invitado y supo del ataque iraquí al ver CNN. Después de todo, los antecedentes muestran que el Pentágono no se distingue por su inteligencia en el terreno en Iraq.

Fuentes chiíes en Bagdad me confirmaron una vez más que en la ciudad se habla de que el Pentágono y el gobierno de Obama no solo no están interesados en combatir realmente contra el EI/Daesh sino, en el mejor de los casos, dan largas en una especie de modo de “apoyo renuente”. Y esto, porque la “estrategia” del gobierno de Obama –preguntad al lamentable Ben Rhodes– sigue adicta a “Asad debe partir”, no importa cuáles sean las variaciones semánticas sobre el tema.

¿Y qué pasa con Turquía? Y esta es la respuesta en breve. El Sultán Erdogan simplemente no puede arreglárselas con los kurdos – ni en Siria ni en Turquía. No se las puede arreglar con Siria. Y tampoco puede arreglarse con Moscú. Hay un chiste común en Siria, Iraq e Irán de que no es necesario atacar Turquía; basta con dejar que se desmorone por sí sola. El Sultán Erdogan se asegura de que así sea.

Y la miríada de impasses del Sultán explica por qué el Primer Ministro turco Ahmet Davutoglu –el de la antigua doctrina de “cero problemas con nuestros vecinos”– ahora dice que Ankara está dispuesta a hablar con Moscú y Teherán sobre Siria, mientras esto no signifique “legitimar” a Asad. Davutoglu también desarrolla la lógica retorcida de que los ataques aéreos rusos aumentan el flujo de refugiados sirios hacia Turquía. Por lo tanto hay que esperar que Ankara lance otra ola de refugiados mantenidos en “campos de retención” hacia la Fortaleza Europa. Y luego culpará a Putin. Y a los misiles de Putin.

(Copyright 2015 Asia Times Holdings Limited, a duly registered Hong Kong company. All rights reserved.

Pepe Escobar es el corresponsal itinerante de Asia Times/Hong Kong, y analista para RT y TomDispatch.

Fuente: http://atimes.com/2015/10/say-hello-to-my-cruise-missiles-escobar/

REBELION.ORG

Paseando por la ciudad

 

                               UN BUEN EJEMPLO URBANO
Arturo González
Camino por las calles y me da la impresión de que a aquellos con quienes me cruzo no les interesa absolutamente nada la política ni lo político. Es comprensible: van a lo suyo y bastante tienen con ganarse la vida. Pienso en a quién votarán – porque, llegado el momento, votan, aunque sea por inercia – y tengo la sospecha de que todos votan al PP. No quieren líos ni aventuras peligrosas, son más de fiar. Son como los fans del Real Madrid o del Barça, que pase lo que pase y por mal que lo haga su equipo lo defienden. -además, nos sacaron de la crisis, (nadie les aclara que gracias al Banco Central Europeo y a la bajada brutal del precio del petróleo), y a ver quién les explica que nos han metido en otra mucho peor, la de la desigualdad y aumento de la pobreza, y la rebaja del nivel de vida. Pero están conformes por resignación. Catalunya creo que no les preocupa lo más mínimo, pasan de ello, intuyo, no sé si porque confían en que al final no pasará nada o porque les da igual su independencia. En ningún caso culpan a Rajoy, aun siendo el verdadero responsable de la situación. Creo que si pusiéramos en el plato de una balanza la tan pregonada y falseada salida de la crisis y en el otro la independencia de Catalunya, el plato de la remontada de la crisis pesaría más. Incluso aunque en el otro añadiésemos las limitaciones laborales, sociales y de libertad habidas. Son felices con Catalunya y sin Catalunya en un asunto tan vital para España. La gente joven va con la cabeza baja husmeando en sus teléfonos móviles. La ciudad está llena de turistas, que lo ven todo con admiración. Los comercios, especialmente los de ropa, están llenos de gente del país. Parece una ciudad tranquila y satisfecha. Aunque cada ciudadano porte su drama personal o económico. No da la sensación de que algo vaya a cambiar de hoy a dos meses. Nada huele a revolución o siquiera a cambios políticos sustanciales. La ciudad es como una colmena en orden. Ya no hay ni putas ni manteros. No se ven negros, pero sí inmigrantes latinos. Son nuestro retén de servicios. Es una ciudad no muy limpia y ruidosa. Constantemente pasan ambulancias y coches de policía. También constantemente la sobrevuelan helicópteros para vigilarnos. Llego a barrios más extremos, pero las sensaciones son las mismas. La gente pasa de política. No me atrevería a decir a quién votan. Una cosa que no sé por qué intuyo es que para ellos los sindicatos han desaparecido, con la consiguiente pérdida de fuerza colectiva. Y los ciudadanos no han protestado, incluso paradójicamente les parece bien. Cada uno va a su aire y si acaso se refugian en asociaciones de barrio. A sus habitantes, la vida les resulta dura, pero se guardan el odio y el rencor. No son del sistema, pero tampoco antisistema. No hay más remedio que ir tirando con lo que hay. El 20 de diciembre veremos. A lo mejor España en un volcán que entra en erupción. Nunca se sabe. El 20 mediremos el cabreo. Cojo el metro y regreso a casa. Rafael Nadal acaba de ganarle a Stanislas Wawrinka, y Belén Esteban ha estado en Barcelona defendiendo a España. Los verdaderos poderes están ocultos. Pero no hay poder más fuerte que el voto.
FUENTE: PÚBLICO.ES

Miércoles ‘horribilis’ mariano

 

elmundo.750

De todos es sabido que, desde que que algunos viejos periódicos de papel se convirtieron en oligarquías mediáticas, los políticos los han utilizado como plataformas publicitarias o electoralistas con cierto impudor. Pues hasta en eso parece que los tiempos han cambiado. Para que después ande la turbamulta diciendo queMariano Rajoy y su entorno son inmovilistas. El PP ha descubierto esta semana la utilización de los medios afines no para denigrar o destruir al contrario, sino para denigrar y destruirse a sí mismo.

Este miércoles, a dos meses de unas elecciones generales, El Mundo venía con rostro impúdico de bomba de racimo, explosivo que, por cierto, es muy del gusto de nuestro ministro de Defensa,Pedro Morenés, que las vendía desde la empresa Instalaza a pesar de la prohibición internacional a su uso.

Aquel 14 de octubre, amanecía del diario que dirige David Jiménez con una entrevista de Jorge Bustos al risueño ministro Cristóbal Montoro y con una carta incendiaria de Cayetana Álvarez de Toledo a nuestro amado líder llamándole, con bastante poco circunloquio, inepto y cobarde: “No estaré en las listas del PP […] con este presidente”, escribió en larga tribuna la periodista.

La rubia marquesa de Casa Fuerte, uno de los talentos emergentes del tea partyespañol (o quizá del relaxing cup of café con leche party, que es más castizo), arroja su diatriba antimarianista desde los balcones de la FAES, o sea, desde la ONG ideológica erigida por José María Aznar para cantar las alabanzas de José María Aznar y señora. Que la directora del área internacional de FAES se ponga tan brusca solo tiene una lectura: hay una marea popular que sueña incluso con que Mariano Rajoy no sea el candidato del PP en las elecciones generales de diciembre. Yo jamás pensé que podría llegar a estar de acuerdo con FAES, estupefacción que sospecho comparte buena parte del gentío izquierdista español. En el PP ladran hasta los caballos, luego nadie cabalga, amigo Sancho.

larazon.750Jorge Bustos

Pasan los días y me siguen desvelando las razones por las que Cristóbal Montoro eligió a Jorge Bustos para abrir su corazón herido a la opinión pública española: “Hay compañeros míos que se avergüenzan de ser del PP”. Bustos es un joven periodista que se formó, ni más ni menos, traduciendo a Virgilio. Después roló por el grupo Intereconomía hasta recabar en El Mundo hace apenas unos meses. Pertenece Bustos a una saga de herederos de Francisco Umbral que disimulan su ultraderechez con buena prosa y no malas maneras. La saga comenzó con aquel Juan Manuel de Prada imberbe que había escrito el ramonianoCoños. Con el tiempo, De Prada abandonó su buen estilo inicial para adentrarse en el sermoneo nacional-católico, en la arenga militarista contra el moro y en un neofalangismo indisimulado que lo hizo personanon grata incluso en los cenáculos neofascistas: en estos tiempos, conviene disimular más. Incluso el padrino Umbral, que en el Parnaso descanse, acabó renegando de él.

De la mano mortal y rosa del mismo maestro emergió David Gistau. Más inteligente y mejor humorado que De Prada, Gistau supo encontrar el adjetivo vivaraz del neoliberalismo, hasta el punto de hacernos amable la justificación de cualquier barbaridad. Eso es talento. Hubo otros herederos, pero Jorge Bustos es, a mi humilde juicio, la ostra con más perla de esta desenfadada caterva. Su prosa es tan barroca como ágil, milagro de talento que pocos alcanzan, y pocas veces. Y quizá Montoro lo eligió por esa razón para entregarnos el scoop del mes: el ministro de Hacienda cree que, a estas alturas, solo le puede entender un fulano que haya traducido a Virgilio. Y vaya si lo entendió. De hecho, ha inventado un nuevo género periodístico en España: la entrevista sincera de un miembro de gobierno. Felicidades, colega. Y gracias.

abc.750 (1)

Las reacciones

Asombrado por los citados acontecimientos, me lancé en la mañana del jueves sobre el kiosko para conocer la respuesta de la prensa del régimen a este miércoles horribilis mariano. La Razón no reaccionó hasta el viernes. El jueves ni siquiera se hio eco de la renuncia de la marquesa Cayetana, hasta la fecha uno de los iconos ideólogo-eróticos del diario de Planeta. Imagino que a Francisco Marhuenda le tuvieron que dar las sales aquel miércoles y no se recuperó hasta anoche. Pero lo hizo con enorme creatividad.

En su segundo editorial, abajo, un poco escondido, con el aséptico titular Acertado toque de atención, este diario objetivo e independiente nos ilustra en el hecho de que “no hay que dar más importancia de la que merece a los últimos episodios en el seno del Partido Popular, por muy atractivos que resulten algunos titulares periodísticos”. Manda huevos, que diría Federico Trillo.

Sin haber ofrecido a sus lectores más que silencio sobre ambos desertores hasta la fecha, Marhuenda también nos informa de que ya todo el mundo sabía que Cayetana no iba a ir en las listas, y por tanto su carta a Rajoy en El Mundo puede tildarse de “desahogo al que, por supuesto, tiene perfecto derecho”. Lo deArantxa Quiroga, añade La Razón, tampoco ha sorprendido a nadie. Ha sido “relevada del cargo sin sorpresas”. Lo de “relevada de cargo” es un sinónimo mariano de dimisión, ya que la dama presentó su renuncia, no la echaron. Con Marhuenda, en resumen, jamás estará en peligro la creatividad periodística.

ABC se mostraba el jueves más correoso, aunque fiel: en su editorial tituladoRajoy debe imponerse en su partido, el diario que dirige Bieito Rubido califica de “desoladora y vergonzante” la imagen ofrecida tras los desahogos mediáticos de Montoro y Cayetana. Acusa al primero de censurar “con crueldad” a sus compañeros de partido, y a la marquesa de Casa Fuerte le afea su “voz ácida”. La independencia partidista del texto se refrenda en el arranque del último párrafo, en el cual se sermonea al presidente: “Rajoy no puede permitirse más terremotos que minen su credibilidad. Se lo dijo ABC en mayo, y vuelve a repetirlo hoy, llevado por su responsabilidad y su voluntad de garantizar para España un Ejecutivo sólido”. Rajoy se ha ido haciendo tan Tancredo que hasta sus periódicos se ven obligados a gobernarle. Les recomendaría que las próximas cartas se las enviaran a través de Marca, a ver si se entera. Ay que buen vasallo, Bieito, si hubiere buen señor.

FUENTE: PÚBLICO-ES