domingo, 24 de enero de 2016

¿Es Podemos la peste?

¿Es Podemos la peste?



Como casi siempre, se centra la atención en lo complementario y formal y casi nunca en lo sustancial. Gratuitamente se habla e trampas, humillaciones e intenciones ocultas, pero no de lo esencial irrebatido e irrebatible: los programas de PSOE y Podemos son casi idénticos. Pero, por lo oído, uno quiere engullir al otro y por eso y por las cuestiones formales resulta desaconsejable pactar. La plana mayor de viejas y nuevas glorias del PSOE se opone. El Partido Popular cae en la indecencia de apartarse momentáneamente para que se estrelle y resurgir. Casi todos los medios de comunicación lo ven como un peligro y una añagaza envenenada. Ciudadanos contempla con ira que pierde protagonismo de mediador y solo ve la tentativa de pacto como un juego de sillones. Incluso militantes de Podemos desaprueban mezclarse con los corruptos crónicos del PSOE y abogan por nuevas elecciones, dejando abandonadas y para mejor ocasión las necesidades inaplazables de los españoles. Sí, Podemos es la peste. Los programas son los mismos, pero no son de fiar como socios. Además insultan. Ellos que nunca lo han hecho. Nadie será responsable ante los españoles. Todos tienen artrosis democrática, y lo que propone el Coletas es una traición a España, que se hundirá. Mejor pactar con el PP, solo a la espera de que Merkel llame a Mariano, ese mal patriota, aconsejándole que dé relevo. La pulsión derechista del PSOE en ebullición. Más a la izquierda de ellos solo hay enemigos. Y si es necesario se sacrifica al líder Sánchez para conservar su ciencia infusa democrática de tan larga tradición. No importa estrangular la posibilidad de acuerdo que el vacío de Rajoy, ese mal patriota, ha abierto. ¿Cómo se va a recibir el apoyo de partidos independentistas, siquiera fuese absteniéndose, por cierto, legitimados tanto como ellos, los puros, para el ejercicio de la legalidad tanto tiempo reclamada? Esas supuestas fuerzas progresistas están a punto de cometer un asesinato social. Solo les falta encontrar una justificación para pasarse al enemigo de la derecha y formar comandita. Justificación bien fácil, falsa y ramplona: Podemos es la peste. Ellos y los demás de la comandita son la salvación de España. Con sus miserias, sus desigualdades, sus corrupciones y sus desprecios. ¡Malditos sean! Prohibido amamantar niños y monstruos. Han salido en tromba y como tigres. Podemos a los infiernos y a las catacumbas. Cinco millones de españoles tenemos la peste.

Arturo González
Fuente: Público.es

Seguidores