martes, 17 de mayo de 2016

FERROCARRIL O CARRETERA, UNA CLARA ALTERNATIVA POLÍTICA





LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE LA CARRETERA, AEC, acaba de hacer público un detallado informe sobre el estado de nuestra red viaria estatal, autonómica y de las diputaciones forales. Se ha examinado de forma visual la red excepción hecha de las autopistas de peaje y sin contemplar las obras de fábrica, por tanto, se detecta la situación de firmes, señalización vertical, señalización horizontal, balizamiento, iluminación y barreras metálicas.
Son los FIRMES o PAVIMENTOS los elementos en peor situación y el balizamiento el mejor calificado. También es de señalar que en general la red estatal se halla mejor conservada que la de competencia de las Comunidades Autónomas en todas y cada una de las materias estudiadas en los trabajos de campo efectuados en el verano de 2015.
La AEC estima que la situación es grave y que, de no cambiar notablemente las cosas, en el año 2020 sería necesario proceder a una verdadera reconstrucción de la red viaria. Se atribuye esta crisis a la restricción presupuestaria derivada de la AUSTERIDAD que se atribuye a BRUSELAS directamente.
Calcula el Documento que el coste global de los trabajos a emprender sería de unos 6.700 millones de euros de los que unos 4.500 se destinarían a firmes/pavimentos. El BALZAMIENTO es el que recibe una mejor puntuación seguido de las barreras metálicas
Se insertan cuadros y gráficos sobre el estado de las redes y se analizan las situaciones de las CAM.
No es un documento propiamente técnico, pero permite abordar políticamente la situación de la red más utilizada en este país.
El volumen de las inversiones requeridas es alto y también la importancia de la seguridad de la circulación y la alta siniestralidad registrada.

EN ESTE MOMENTO ELECTORAL QUE SE VIVE EN ESPAÑA, ¿ES PERTINENTE PLANTEAR UNA ALTERNATIVA MODAL A LA CARRETERA?

El liberalismo dominante, veta toda acción pública motivada por valores o consideraciones diferentes a las tendencias de mercado y los datos son abrumadores en relación con la siniestralidad derivada del uso masivo del automóvil y del camión, pero estos datos ¿son capaces de cambiar tendencias tan poderosas?
La Sociedad llamada OCCIDENTAL, asiste a una especie de debate o falso debate en el que se destacan las ventajas de otros modos de comportamiento, pero al final las llamadas bases de la racionalidad económica imponen que la carretera y el coche son la mejor solución para el conjunto económico y ese es el valor liberal europeo contra el que no es fácil luchar en el campo político. Es el momento de analizar los diferentes programas electorales y saber a qué se comprometen , en el tema modal las diferentes fuerzas en  liza, las carreteras están según este informe semioficial, mal o muy mal.

 ¿SE PUEDE REALIZAR UN CAMBIO DETERMINANTE ANTES DEL AÑO,2020?


¿SERÁ EL FERROCARRIL LA ALTERNATIVA GLOBAL?, Y DE NO SERLO ¿EN QUE SEGMENTOS DE LA MATERIA MOVILIDAD TRANSPORTE DEBERÍA SER DOMINANTE?

El Documento de la AEC, cifra en 6.700 millones de euros el costo de una mejora del sistema viario español. Puestos a plantear alguna hipótesis, se podría hacer la siguiente pregunta ¿Qué objetivos se podrían alcanzar con esa cantidad en la mejora de la red convencional de ancho ibérico ?, El movimiento de camiones pesados es el mayor causante del deterioro de los firmes y pavimentos de la red viaria, disminuyendo estos tráficos bajarían los daños y la apremiante necesidad de reparaciones profundas y costosas
Encaminar los flujos de mercancías hacia una red ferroviaria ibérica en buena parte abandonada por los trenes de viajeros que hoy utilizan la segunda red española de ancho UIC, es un reto interesante que opciones políticas no liberales pueden y deben plantearse.
Es casi un lugar común afirmar que la calve está en el dilema de las MERCANCÍAS, vieja y eterna reivindicación que pone de manifiesto algo de impotencia y bastante de hipocresía de la Sociedad y de las instituciones que dicen representarla. Hace ya muchos años, décadas, que se elogia la eficiencia energética y la seguridad del modo ferroviario, y sin embargo, las decisiones fundamentales no se adoptan debido a las siempre esenciales RAZONES ECONÓMICAS y a los ineludibles MANDATOS EUROPEOS, pese a que desde BRUSELAS se emiten a bombo y platillo libros blancos , verdes y amarillos sobre medio ambiente y políticas de transporte y movilidad en los que se elogian las virtudes ferroviarias. En estos últimos tiempos, aunque nunca lleguen a la letra de los Boletines Oficiales, ya sea el famoso DOCE o los boletines autonómicos. En la actualidad, en medio del enorme ruido mediático desencadenado por el llamado CAMBIO CLIMÁTICO, si es que tales hechos son realmente tan ciertos y graves como se dice con mucha frecuencia, las Instituciones podrían tomar cartas en el asunto del movimiento de mercancías por tren y vía marítima.
Este encuentro oficial con la problemática de las carreteras que sí es real, deberá ser el incentivo, no solamente de iniciar actuaciones públicas en favor de nuestra red viaria, sino de comenzar la puesta en marcha de planes ya mil veces redactados y que duermen en los mil cajones y archivadores de las diferentes Administraciones. Aunque no sea el único caso, ni mucho menos, esta es una de esas situaciones cuya solución, más que elucubraciones técnicas requiere altas Dosis de VOLUNTAD POLÍTICA elemento al parecer muy costoso de hallar en esta sociedad denominada democrática. 
José Ramón Montes



Seguidores