lunes, 30 de mayo de 2016

¡Que vienen los comunistas!

manifestación marchas de la dignidad
Concentración de las marchas de la dignidad en Sol. Foto Carmen Barrios




Roberto Barrios

¿Quiénes son los comunistas? ¿Son quizás los que han desahuciado a mujeres, que podrían ser mi propia hija, dejándolas en la calle con niñas a su cargo? O son los que amenazan con quitar a muchos la vivienda, que con su trabajo y ahorros compraron y con esa garantía avalaron a sus hijos para que compraran la suya. ¿Son los comunistas los que para pagar la deuda contraída por los bancos, han congelado desde hace cuatro años la pensión a tantas personas, que como yo hemos contribuido durante años a financiar con nuestro esfuerzo de obreros asalariados? ¿O son los que han subido la contribución,  el IBI, de forma escandalosa? Seguro que son los que han subido las tasas universitarias, en tal medida que miles de estudiantes no pueden acceder a la Universidad, ni aunque tuvieran buenas notas académicas, porque las becas que existen son irrisorias, o los que han privatizado y desuniversalizado la Sanidad Pública.

    “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.” Lo dijo Abrahan Lincoln hace más de 150 años y sigue estando de total actualidad, esa es la razón por la que confío en que las y los trabajadores, las gentes pensionadas, todas las clases populares de este país dejen de votar a los que les traicionan.

    

¿Son los comunistas los responsables de que 1.500 000 (Un millón quinientas mil)  familias vivan en España sin ninguna clase de ingresos, al borde de la exclusión social? ¿Acaso son los que han destruido y privatizado las empresas públicas nacionales, que creaban empleo y valor añadido en nuestro país?

No, de todas estas dramáticas realidades no son responsables las organizaciones en las que están los  y las comunistas, no son responsables ni Podemos, ni En Común Podem, ni En Marea, ni Compromis, ni Equo, ni Izquierda Unida. La total responsabilidad fue de los partidos que aceptaron y firmaron la reforma del artículo 135 de la Constitución Española. Sobre todo, los responsables han sido y siguen siendo los del partido de la estafa y la mentira como forma de ejercer y hacer política, y que ahora, ante el peligro que ven de que se les venga abajo el chiringuito montado -el gigantesco “Patio de Monipodio” en que han convertido el Estado- pueda la Justicia, liberada de los jueces cómplices, hacerles pagar todas las fechorías y delitos, cometidos a lo largo de estos 39 años de falsa democracia, como ya ha denunciado recientemente la ONU.

“Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.” Lo dijo Abrahan Lincoln hace más de 150 años y sigue estando de total actualidad, esa es la razón por la que confío en que las y los trabajadores, las gentes pensionadas, todas las clases populares de este país dejen de votar a los que les traicionan y elijan esta vez a los que luchan e incluso están dispuestos a ir a la cárcel para defender de los intereses de las y los de abajo.

Fuente: Público.es  

Seguidores