lunes, 13 de junio de 2016

Perros y Gatos, o el PP contra el mundo




José Antonio Nieto
Profesor titular de Economía Aplicada en la UCM, escritor y miembro de econoNuestra

Brillante campaña la del PP, con su vídeo promocional sobre gatos y perros. Hay que reconocerlo: los mensajes que te atrapan un instante y te hacen pensar, sin saber dónde conducen, suelen funcionar.

Pero ni el mundo ni nuestro país se divide en perros y gastos. Hay más seres vivos y muchas más ideas y opciones. No se puede ser tan simples, tan maniqueos, tan partidarios del viejo lema de “yo soy la Inquisición y quien opine lo contrario, a la hoguera”. Porque una inmensa mayoría de los españoles no son tan simples, pese a las dosis televisivas capaces de atrofiar a cualquiera.

Tenemos libertad de elegir. La haremos efectiva de nuevo el 26-J, si la abstención –y el tiempo y la autoridad– lo permite. En eso consiste uno de los fundamentos esenciales de la democracia. Y no en el anuncio del PP.

1º) No se puede decir a la gente que sólo hay dos opciones. Por fortuna, en España hay más opciones. Son los electores quienes deben decidir según su libre voluntad, sin dejarse impresionar por simplismos. ¿Se imaginan al exministro Soria alimentando gatos en Panamá? ¿Piensen en Riba Barberá rodeada de perros que lamen su ‘caloret’? ¿Sería capaz González, en su ático de Marbella, de dar de comer euros que no son suyos a las ratitas que nutren a los gatos, que su vez son perseguidos por los perros?

2º) Con su vídeo promocional, al intentar dividir el PP a los votantes entre perros y gatos, quieren volver a las dos Españas. Quiere enfrentarnos, en lugar de impulsar el diálogo para formar el gobierno que se merece este país. Y ese gobierno no es el del PP. Porque el PP ha provocado demasiado sufrimiento e injusticia a jóvenes, menos jóvenes y no tan jóvenes. No debe haber impunidad. Este no es país para el PP.

3º) Lo más significativo. Con sus nuevas mentiras promocionales, el PP parece olvidar uno de sus lemas favoritos: “La libertad de elección está por encima de todo”. Presumen de libertad pero confunden ese término y quieren confundir al máximo de gente posible. Si hay libertad de elegir no se puede introducir el miedo como elemento publicitario. Jugar con las palabras es mentir a la gente. El PP es especialista en mentir. Y en robar, si los tribunales así lo confirman.

4º) La libertad es individual y colectiva. No es de derechas ni de izquierdas. No es del PP frente a los demás, como dicen en su publicidad. La libertad no es ni siquiera de arriba o de abajo, porque el PP está arriba (en el gobierno) pero eso va a cambiar. Habrá un nuevo gobierno para la gente y no para ellos y sus amigos nacionales y transnacionales.

5º) Frente a la visión rancia y maniquea del PP, Unidos Podemos se fundamenta en un concepto de libertad y de solidaridad que jamás el PP tolerará, porque para ellos solo existen perros y gatos. Como si el mundo fuera tan simple y las personas no pudieran elegir. Como si los matices de la vida no ofrecieran -cual flores abriéndose- la riqueza que el PP nunca podrá apreciar. Porque solo le interesa amoldar sus ideas al poder y alimentar sus bolsillos y los de sus amigos. O bien han olvidado su cacareada libertad o bien están mintiendo para confundirnos. Su flor está podrida. Apesta. Ese es el problema: quieren atrofiar el olfato de la gente.

Perros y gastos: qué lástima, que quienes nos gobiernas sean tan simples y quieran enfrentarnos. Desean transmitir una idea atractivamente presentada, pero insultante para la mayoría de la población. Una idea peligrosamente contundente, porque conduce a pensar que “o el PP, o los demás”. Sin embargo, vista en un espejo resulta mucho más clara: O ellos, o el pueblo.

El 22-J el pueblo tendrá la última palabra y no se dejará engañar por simplismos. Ojalá el comportamiento del PP durante tantos años no salga impune. Pero sus responsables políticos y amigos interesados no son los únicos que debería pagar por tanta injusticia y sufrimiento; por vaciar las arcas públicas en beneficio propio; por falsear las palabras y los conceptos, entre ellas la libertad: la libertad de elegir. Por arrimarse al árbol podrido de esta Europa y de su austeridad exagerada y mal entendida. Por fomentar que la globalización transnacional y financiera nos deje sin aire respirable.
Fuente: Público.es

Seguidores