sábado, 16 de julio de 2016

Golpe de Estado en Turquía

Militares turcos bloquan el acceso al puente del Bósforo, que comunica la parte europea de Estambul con el continente asiático. REUTERS/Stringer
Militares turcos bloquean el puente del Bósforo, en Estambul. / REUTERS

El Ejército declara la ley marcial y asegura que se ha hecho con el poder en todo el país. Los militares toman los aeropuertos de Ankara y Estambul. Erdogan pide a los turcos que se resistan al golpe. El primer ministro afirma que los rebeldes "pagarán un alto precio".



ANKARA.- El Ejército turco afirma, en un comunicado de prensa, que se ha hecho con el poder en todo el país y ha declarado la ley marcial. "El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia... Todos los acuerdos internacionales estarán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países", señala la nota del Estado Mayor del Ejército.

La cúpula militar ha calificado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, como un "traidor" y lo acusó de haber establecido un "régimen autoritario del miedo". El mandatario, que se encontraba fuera de Ankara y tomó un avión a la capital, ha pedido a los turcos que se resistan al golpe, que a su juicio parte de una pequeña parte de las Fuerzas Armadas.

En un comunicado, leído por la televisión turca TRT, el ejército asegura que el país será gobernado por llamado Consejo de Paz en Casa para darle "a todos los ciudadanos todos los derechos y restablecer el orden constitucional". La agencia Anadolu afirma que el jefe del Estado Mayor, general Hulusi Akar, ha sido tomado como rehén por un grupo de soldados.

Soldados han tomado los aeropuertos internacionales de Ankara y Estambul, que han cerrado y se han cancelado todos los vuelos. La Dirección de Seguridad turca ha sido atacada en dos ocasiones por aviones y helicópteros del ejército, según CNNTürk. También se ha producido un intercambio de fuego entre helicópteros que sobrevolaban el cuartel del Estado Mayor en Ankara y agentes de la policía sobre el terreno.

La OTAN no prevé por el momento celebrar ninguna reunión del Consejo del Atlántico Norte (NAC) para abordar la situación, uno de los 28 países miembros de la Alianza Atlántica, según fuentes de la organización.


La agencia turca Dogan señaló que numerosas ambulancias habían acudido al cuartel central del Estado Mayor donde, según testigos, se habían oído tiroteos. Según el diario digital T24, el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos había sido tiroteado desde un helicóptero.

Un gran contingente de policía se ha desplegado en Ankara y ha cerrado los accesos a la céntrica plaza de Kizilay. Al mismo tiempo, unidades de la Gendarmería cerraron las dos puentes sobre el Bósforo en Estambul, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad, informa la cadena NTV. También se han desplegado tanques cerca del aeropuerto de Atatürk en Estambul, agregó la misma emisora, mientras que se empiezan a escuchar algunos vuelos de aviones militares sobre la ciudad.
Erdogan pide a los turcos que se resistan al golpe
Erdogan hizo un llamamiento al pueblo turco a resistir el intento de golpe militar, perpetrado en su opinión por un pequeño grupo de militares. "Insto a nuestra gente, a todo el mundo, a que llene las plazas del país para darle [al ejército] la respuesta necesaria", manifestó el presidente islamista en declaraciones por teléfono a la emisora CNNTürk.

"Este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado. Voy a volver a Ankara", agregó Erdogan, quien se encuentra de vacaciones fuera de la capital turca. "Este evento es desafortunadamente un intento de golpe de Estado, perpetrado por un pequeño grupo dentro del ejército. Lo ha hecho por la estructura paralela que conocemos dentro del Estado", dijo el presidente.

"Van a recibir la respuesta de la nación y van a pagar un alto precio por actuar contra la nación. No les vamos a ceder el campo. Pronto vamos a eliminar esto", aseguró Erdogan. "Yo soy el comandante en jefe. Sin mi información el ejército no puede hacer nada. He oído que el jefe de Estado Mayor está detenido. Sin embargo, no sé hasta qué punto esto es verdad", reconoció.

Por su parte, el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, afirmó que los rebeldes son "un grupo dentro del Ejército que se ha alzado" y advirtió de que los autores del golpe "pagarán un alto precio". "No haremos concesiones en la democracia", prometió Yildirim.

El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, ha pedido a la población que se eche a la calle y "salte sobre los tanques" para detener el intento de golpe. En un mensaje a través de la emisora pública TRT, Bozdag pidió a la gente que acudiera a la sede del Estado Mayor y del Palacio Presidencial en Ankara donde, dijo, tenía noticias de que se habían registrado heridos de bala.

"Invito a la gente a saltar sobre los tanques. A ir a las plazas de Ankara", animó el responsable de Justicia. Bozdag también pidió a los soldados que no actúen contra los intereses del país.
Defensa desautoriza el comunicado del Ejército
El Ministerio de Defensa turco, por su parte, ha desautorizado la nota firmada por el Estado Mayor y asegura que se trata de un comunicado "pirata". En una nota de prensa, Defensa promete que la "democracia saldrá victoriosa", según informa la cadena NTV.

El comunicado de los militares rebeldes fue difundido por la radiotelevisión pública TRT, lo cual parece confirmar que la emisora está en manos de los alzados.

Todas las unidades de la Policía han recibido orden de movilizarse, pero también se ha registrado una explosión en un cuartel de una unidad policial de elite, asegura el diario Hürriyet.

Seguidores