lunes, 31 de octubre de 2016

Canción triste del PSOE



Jorge Bezares


Entre las dos jornadas de investidura medió la esperanza. Cuando todo hacía presagiar un desastre para el  PSOE, tras una primera sesión de investidura en la que Mariano Rajoy hundió al partido de Pablo Iglesias Posse a base de chascarrillos, líneas rojas y las migajas de la reválida, Pedro Sánchez encendió una vela de dignidad para alumbrar el futuro.

Machacado, echado, expulsado, vituperado, desahuciado, arrojado, lazando, eliminado, rechazado y desechado, Pedro Sánchez se plató ante los medios de comunicación –los mismos que participaron en una de las cacerías políticas más infames de la historia democrática- y demostró que los cadáveres políticos pueden tener una salud de hierro.

De entrada, abrió una puerta a la esperanza a todos aquellos ciudadanos que no admiten que políticos corruptos dirijan sus destinos. Porque de eso trataba el ‘no es no’: de que Rajoy, como jefe del PP de un partido que operó con una caja ‘b’ durante 20 años y responsable político de la corrupción que ha minado su partido, no podía ser presidente del Gobierno.

Después de hablar con el corazón, de emocionarse ante el acto en sí de tener que entregar el acta de diputado, de hacer lo propio cuando se refirió a los militantes, Pedro Sánchez le puso fecha de caducidad a la Comisión Gestora y le urgió a que convoque primarias y congreso extraordinario. Si en 40 días hacen caso omiso, la broma acabará en los tribunales de Justicia. Y los Estatutos son meridianamente claros.

Tras su comparecencia, el ex secretario general del PSOE salió por la puerta grande del Congreso de los Diputados, entre aplausos. Y se puso en marcha por segunda vez en aras de conquistar a un partido que necesita más que nunca que alguien se lo arrebate a los oligarcas y golpistas para devolvérselo a los militantes, que son los verdaderos dueños y señores de la marca PSOE. Carretera y manta y primer destino, Sevilla, zona cero de todos los males que acechan al PSOE.

En la segunda sesión, Rajoy volvió a torear con su inmovilismo a Antonio Hernando, que se empleó como el que tiene preparada las maletas para largarse allende de nuestros mares a las primeras de cambio. Para echarse a llorar, para un ataque de ira contra la bancada socialista.

Ni el desbarre de Rufián, de ERC,  que cabreó y excitó a socialistas, naranjitos y peperos, pudo tapar la vergüenza que los militantes y votantes socialistas sintieron a medida que los diputados del PSOE se abstenían para hacer presidente del Gobierno a Mariano Rajoy. 69 diputados en total cumplieron con el Comité Federal y traicionaron a cinco millones de votantes socialistas. 15 no obedecieron y cumplieron con la palabra dada. Todos ellos hubieran merecido una cerrada ovación.

Cumplido el trámite comprometido con la Casa Real, el Ibex 35, los editores y otros poderes fácticos, la Comisión Gestora bajó el suflé y Fernández y Jiménez casi se mostraron magnánimos con los 15 diputados rebeldes. Pelilos a la mar.

Otro gallo hubiera cantando si hubieran sido 16 y Pedro Sánchez hubiera estado entre ellos, ¿no?

Una auténtica vergüenza. Pero no se puede pedir peras al olmo. ¿Qué se va a esperar de un partido gobernado en los días que corren por unos rufianes? Lo dicho, unos artistas del alambre.

PD: (1) Canción Disculpe el señor, de Joan Manuel Serrat, adaptada a la crisis socialista por una autor anónimo cabreado, muy cabreado:

“Disculpe la señora
si le interrumpo, pero en el recibidor
hay un par de socialistas que
preguntan insistentemente por usted.


No piden limosnas, no…
Ni venden alfombras de lana,
tampoco elefantes de ébano.
Son socialistas que no tienen nada de nada.


No entendí muy bien
sin nada que vender o nada que perder,
pero por lo que parece
tiene usted alguna cosa que les pertenece.


¿Quiere que les diga que la señora salió…?
¿Que vuelvan mañana, en horas de visita…?
¿O mejor les digo como la señora dice:
“Santa Rita, Rita, Rita,
lo que se da, no se quita…?


Disculpe la señora,
se nos llenó de socialistas el recibidor
y no paran de llegar,
desde la retaguardia, por tierra y por mar.


Y como la señora dice que salió
y tratándose de una urgencia,
me han pedido que les indique yo
por dónde se va a la casa del pueblo,


y que Pablo Iglesias, se lo pagará.
¿Me da las llaves o los echo? Usted verá
que mientras estamos hablando
llegan más y más socialistas y siguen llegando.


¿Quiere usted que llame a los antidisturbios y que revisen
si están a corriente de pago…?
¿O mejor les digo como la señora dice:
“Bien me quieres, bien te quiero,
no me toques los ovarios…?


Disculpe la señora
pero este asunto va de mal en peor.
Vienen a millones y
curiosamente, vienen todos hacia aquí.


Traté de contenerles pero ya ve,
han dado con su paradero.
Estos son los socialistas de los que le hablé…

Le dejo con los caballeros
 y entiéndase usted…
Si no manda otra cosa, me retiraré.
Si me necesita, llame…

Que Dios le inspire o que Dios le ampare,
que esos saben
que Pedro Sánchez no está muerto ni enterrado”.

(2)Susana Díaz ha sido objeto de más de un millón mensajes negativos en las redes sociales desde el pasado 1 de octubre, con el arranque del descabezamiento de Pedro Sánchez. Pero la lideresa socialista no parece enterarse bien del todo. Así las cosas, cuando le trasladan el monumental cabreo del personal con ella, lo minimiza. Para la presidenta de la Junta, el enfado solo es de los militantes; los votantes apoyan mayoritariamente la abstención. En fin, la buena señora se hace un solitario con la encuesta de El País para Metroscopia (sí, de El País para Metroscopia), ¿no? Por cierto, el rotativo de Caño necesita una misión humanitaria de la ONU para salvar a los periodistas…

(3) Hasta Carlos Sanjuán, exsecretario general del PSOE-A, ha salido de su retiro en Málaga para sumarse a la marea socialista del ‘no es no’. Militantes con muchos trienios están reapareciendo por las casas del pueblo ante este intento de derechizar el PSOE que están capitaneando los verdaderos rufianes y oligarcas del socialismo democrático español.

(4) Mientras que el presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, le ha tocado interpretar el papel de poli bueno en el vodevil socialista, Mario Jiménez no tiene ningún problema para asumir el de poli malo. Tan a pecho se ha tomado su función histórica de cargarse al PSOE que se ha convertido en un auténtico asustaviejas, todo el día amenazando con expulsar, echar, exterminar, asesinar, decapitar, guillotinar, reprender, repudiar o enviar al grupo mixto.  Quien ha destacado por ser un indisciplinado  de tomo y lomo durante los dos últimos años –llegó a acusar a Pedro Sánchez de mancillar la memoria de los socialistas asesinados por ETA-, ahora está dando lecciones de La importancia intrínseca de la disciplina de voto en una organización histórica entregada al PP. Un regalito, el zorro guardando a las gallinas. Menos mal que,  una vez que Pedro Sánchez entregó el acta, se relajó y aparcó la herramienta de El Resplandor.

(5) ¿Todo este follón sociata se ha hecho también para que reaparezcan sacando pecho ZP y Pepiño Blanco? Pues parece que también. El leonés, que le ha cogido gusto a todo tipo de intermediaciones desde que estuvo por Guinea con Bono, actúa ahora como introductor de embajadores de Fernández y sus mariachis, y llama lo mismo a líderes sindicales como a prebostes empresariales para que reciban al probe Javier, presidente de la Comisión Gestora para más inri. ¿De profesión? Conspirador las 24 horas. Y Pepiño Blanco comparece como devoto artillero de la abstención. En fin, el leonés for president para cuando entremos de nuevo en crisis, y el gallego, a recuperar ese bronceado Pesquera que tenía en aquellos gloriosos años de grana y oro en Fomento.

(6) Pero para papelones los de Patxi López y César Luena.  Viéndolos cómo entregaban la cuchara de la abstención, no es extraño que a Pedro Sánchez se lo haya comido el tigre con semejantes colaboradores. ¿Y Simancas? Una pena que al final se haya prestado a ocupar la silla que Pedro Sánchez había dejado vacante en el Congreso de los Diputados. Será muy recordado por esa forma tan peculiar de arrastrarse por el barro.

(7) Aunque Pedro Sánchez salió por la puerta grande y todavía no está ni muerto ni enterrado, algunos de sus adversarios políticos hasta lo incineraron. El tal Lambán lanzó el siguiente tuit: “Demos por concluida la Operación Triunfo que empezó en julio de 2014. Empecemos a tomarnos en serio a España y al PSOE”. Unidos Podemos podría tomarle la palabra y mandarlo ya por tabaco. ¡Menudo presidente autonómico! Otro tuit glorioso contra Pedro lo protagonizó el delegado de la Junta de Andalucía en la provincia de Cádiz, Fernando López Gil: “@sanchezcastejon lo lamento pero has sido muy mal secretario general y candidato. Gracias por tu renuncia!” Aunque lo borró cuando le advirtieron que estaba haciendo el mamarracho, el susodicho engrosó del tirón en la lista de socialistas andaluces con pedigrí, que tiene como musa principal a Verónica-Única Autoridad-Pérez. En fin.
Jorge Bezares
Fuente: Público.es

Seguidores