sábado, 10 de diciembre de 2016

La apuesta del Soma por Sánchez

José Luis Alperi dice que Pedro Sánchez puede «contar con el SOMA». Imagen CCOO



Fernando López Agudín
La convocatoria de Sánchez este sábado en El Entrego, corazón de la cuenca minera asturiana y en San Martín del Rey Aurelio , no hubieran sido posible sin el firme apoyo del potente sindicato minero Soma-UGT. Su clara apuesta por el defenestrado secretario general del PSOE, formulado desde el día de autos por su dirigente José Luis Alperi, evidencia una tercera fractura del socialismo español desde que hace dos meses su ala neoliberal se impusiera manu militari en Ferraz. A las dos anteriores, la generacional y la territorial, se añade ahora la sociológica. Un nuevo problema, máxime para un partido que ostenta en sus siglas una O identitaria, por cuanto expresa la fragmentación de su propio electorado. No es, pues, una parada más de la caravana automovilística de Pedro Sánchez, como la anterior en Xirivella o Sueca, sino la gran parada.

El PSOE es hoy el Soma-UGT en Asturias. Creado en 1910 como sindicato minero independiente, fusionado con UGT en año después, es la columna vertebral del socialismo. Desde la transición, hasta que Zapatero se arrodilló ante la Merkel, cada curso político anual ha sido precedido por el mitin de Rodiezno con los principales jerarcas socialistas con el pañuelo rojo anudado al cuello y puño en alto. Hasta quien ahora preside la actual gestora nace, crece y se desarrolla políticamente bajo la protección del Soma. Ello da una idea de la importancia del acto de este fin de semana. Desde que iniciara su viaje, enarbolando el no es no a la política de la derecha, es el principal apoyo de todos los recibidos por el líder socialista opuesto a la ciega subordinación del PSOE al PP. Javier Fernández no representa al socialismo asturiano, Pedro Sánchez sí.

Este sentimiento de indignación, después de que se haya apartado al líder del PSOE para investir al líder del PP como presidente del Gobierno, va unido a un desgarro emocional por haber quebrado la oposición socialista a los planes económicos antisociales de la Moncloa. Si recorre todas las federaciones, en Asturias se expresa alto y claro. Con Pedro se habían sacudido el sambenito de que PP y PSOE la misma mierda es, que ahora vuelve con fuerza al calor de la bajada de la subida del salario mínimo aprobada a propuesta de Podemos y acabará estallando cuando los diputados socialistas se vean obligados a votar los Presupuestos del PP y Ciudadanos. En toda la historia del Soma-UGT y del PSOE asturiano este octubre de 2016, en que la sede de Ferraz ha sido ocupada por los poderosos, ya es conocido como el Octubre negro.

No es casual que, al mismo tiempo, la revuelta ciudadana en Granada, extendida también a Huelva y Málaga, contra la política sanitaria de Susana Díaz, acaba de mandar a pique la muy disparatada reforma diseñada por la Junta de Andalucía. Amplia movilización social dirigida por un doctor, conocido por el curioso apelativo Spiriman, sirviéndose de redes sociales que han logrado concentrar decenas de miles de manifestantes. Cada paso que el ala neoliberal del PSOE da en dirección a la política del PP, se agudizan las protestas dentro y fuera de la federación andaluza. Ello hace que cada vez más, muchas miradas se dirijan hacia Francisco Toscano, alcalde socialista de Dos Hermanas, como uno de los  principales puntos de referencia de la socialdemocracia en toda la comunidad andaluza frente al ala neoliberal de Susana Díaz.

Política de derecha, política de izquierda, es el dilema de la confrontación del PSOE. Pactar con el PP, como ocurre estos días, o explorar el pacto con Podemos, penúltima sugerencia de Sánchez en su reciente viaje a México. Si la variante morada encierra problemas, la azulada conduce al PASOK. Cabe no aliarse con Iglesias, continuando con el no es no, pero de ningún modo aliarse con Rajoy. Se verá claramente, si la gestora se atreve a convocar un congreso o las primarias, tras no votar en contra del techo de gasto o los Presupuestos del Estado. Nadie mejor lo sabe que los propios gestores que manejan la arriesgada hipótesis de ir a una Conferencia política que coopte un nuevo secretario. La mayoría de la militancia y del electorado del PSOE se define contra la actual política del PP.

El panorama es confuso porque Sánchez, pese al significativo apoyo del Soma-UGT, no se decide aún a dar la batalla ni está claro que se decida. Reciente su defenestración, facilitada por la deslealtad o traición de todos sus más estrechos colaboradores, vacila sobre entrar en una nueva guerra sin más ejército que el de Pancho Villa aunque no pare de sumar adhesiones de muchos militantes y cuadros del PSOE que no acaban de organizarse o coordinarse en un sólido equipo. Estas dudas hacen que se rumoree sobre otros posibles líderes, como Susana Sumeizo, o corrientes, el grupo de diputados rebeldes Aqui no se rinde nadie, para poder encauzar esta mayoritaria resistencia de los socialistas a la política del PP. Sea Sánchez, o sea quien sea el líder o el grupo, lo que es bastante probable es que esta tendencia socialdemócrata del PSOE acabará marcando tanto su propio espacio como su perímetro.
Fernando López Agudín
Fuente: Público.es

Seguidores