sábado, 6 de agosto de 2016

Antiguos asesores económicos de Corbyn no le ven preparado para ganar las elecciones


Jeremy Corbyn, en una imagen de archivo EFE




ROWENA MASON

  • David Blanchflower y Simon Wren-Lewis dicen que el actual líder laborista no puede vencer en los próximos comicios y ven ahora a Owen Smith mejor candidato
  • La campaña de Corbyn acusa a Smith de dar apoyo tácito a aquellos que quieren que haya una escisión en el Partido Laborista


Dos asesores económicos de Jeremy Corbyn han dicho que no creen que pueda ganar las próximas elecciones y que el partido tendría más oportunidades bajo el liderazgo de Owen Smith. David Blanchflower, antiguo miembro del comité de política monetaria del Banco de Inglaterra, y Simon Wren-Lewis, profesor de la Universidad de Oxford, que han sido miembros del comité económico asesor del Partido Laborista, ahora expresan sus dudas sobre el liderazgo de Corbyn. El comité fue convocado por el canciller de Hacienda en la sombra, John McDonnell, y dependía directamente de Corbyn.

Blanchflower se marchó del comité asesor en junio y ahora ha decidido apoyar públicamente a Smith después de llegar a la conclusión de que Corbyn es "absoluta y completamente no elegible". Cree que Corbyn fue incapaz de formar una oposición fuerte cuando parecía que la economía estaba "derrumbándose" después de que Reino Unido votase a favor de abandonar la Unión Europea.

El profesor, que enseña en la universidad Dartmouth College en Estados Unidos y es conocido por predecir la recesión de 2008, dice que la confianza de los consumidores ha colapsado y que parece que la economía se encuentra en serios problemas, con la aparición de "horribles" indicadores económicos.

"Con la economía en el estado que se encuentra, es necesario que todos nos pongamos manos a la obra. Empresas, sindicatos, trabajadores, Gobierno y oposición", explica para the Guardian. Blanchflower, que aboga por un recorte del 5% del IVA, también ha dicho que Smith había sido mejor al hacer consultas a empresas y economistas en tres semanas que la directiva de Corbyn en los últimos nueve meses.

Wren-Lewis, que todavía era un miembro del comité hasta que las reuniones fueron suspendidas en junio, escribió en su blog: "Lo que me parece totalmente claro es que, dados los recientes acontecimientos, un partido liderado por Corbyn no puede ganar en 2020, ni siquiera quedarse cerca".

"Fui muy crítico con los contrarios a Corbyn que querían argumentar que sus excentricidades no estaban teniendo impacto sobre la opinión pública, por lo que sería absurdo fingir que esa gente elegirá para llegar al poder a un Partido Laborista que ha votado que no confía en su líder", añade.

En un comentario de un artículo posterior, reconoció que quiere que sea Smith el que gane la pugna por el liderazgo.

Un portavoz del equipo en la sombra del Tesoro rechazó las críticas de Blanchflower, diciendo que su trabajo para el Partido Laborista nunca ha dado frutos.

"Es lamentable que se sienta de esa manera pero le deseamos lo mejor y le damos las gracias por las amables palabras que dedicó anteriormente a John McDonnell sobre la política económica que ha realizado como canciller en la sombra", comenta el portavoz.

Un partido lleno de divisiones

Todo esto ocurre después de que las dos campañas tuvieran su primer enfrentamiento serio cuando Smith fue acusado por la campaña de Corbyn de hablar sobre la amenaza de una escisión en el partido y de dar apoyo tácito a los conspiradores que querían verlo dividido. McDonnell, el jefe de campaña de Corbyn, asegura que Smith debe hacer algo más que denunciar a aquellos que buscan una división o el riesgo para convertirse en el "candidato de la desunión".

"Si continúa negándose a denunciar a aquellos que reclaman una división, los afiliados pensarán que simplemente está intentando alarmarles para que voten por él, por haber hablado de amenazas por parte de una minoría de parlamentarios que apoyan su campaña y que están conspirando para dividir nuestro partido en los periódicos conservadores, mientras que al mismo tiempo se niega a denunciarlos", apunta McDonnell.

"Y será duro contar a cualquier persona lo mucho que Owen se opone a una división y cuánto apoyo tácito está dando a aquellos conspiradores con la esperanza de que esto ayude en su campaña", añade MaDonnell.

La jefa de campaña de Smith, ha rechazado la idea de que él sea un riesgo que contribuya a dicha división: "La ironía de John MacDonnell ofreciendo palabras vacías sobre la unidad del partido no pasará desapercibida para los afiliados y seguidores", avisa. Tras esto, un aliado de Corbyn contraatacó: "Lo que no pasa desapercibido es que claramente están esquivando esta cuestión".

Anteriormente, la campaña liderada por Smith había acusado a Corbyn de negarse a participar en los debates televisivos en directo. Se espera que ambos se enfrenten cara a cara por primera vez el jueves durante un debate en Cardiff organizado por el partido. También se espera que Corbyn reciba el apoyo del sindicato Communication Workers Union este lunes después de una votación de sus miembros. Sin embargo, Corbyn rechazó participar en un acto electoral en Channel 4 este lunes y, en su lugar, se reunirá con miembros del partido en Liverpool.

Corbyn sigue siendo el favorito

"Jeremy participará en programas de debate, pero es el partido el que tiene que facilitar, y no dictar, qué candidatos tienen que participar", ha dicho un portavoz de Corbyn. Se considera que Corbyn es el candidato más fuerte para ganar la pugna por el liderazgo sin la necesidad de convencer a más miembros. Por el contrario, Smith es un nombre menos conocido y le interesa elevar su perfil público tanto como sea posible.

En otra controversia este domingo, la campaña de Smith fue obligada a pedir disculpas por enviar mensajes de texto automáticos a los afiliados y seguidores del Partido Laborista en medio de la noche por error, enfureciendo a muchos de los destinatarios.

"Ha habido un fallo técnico con el sistema que se utiliza para enviar mensajes, lo que ha hecho que algunos mensajes se enviaran después de la hora límite, es decir, las 20.00 horas. Pedimos disculpas por los inconvenientes que esto haya podido causar", ha dicho un portavoz de la campaña.

Traducido por Cristina Armunia Berges

Fuente: eldiario.es - theguardian

Seguidores