lunes, 8 de agosto de 2016

Madrid pierde su batalla de la limpieza

Madrid pierde su batalla de la limpiezaEn 2016 han aumentado las reclamaciones de los madrileños por la suciedad en las calles. (Emilia Gutiérrez)




La suciedad acumulada en las calles se mantiene con Carmena en los mismos niveles que con Botella


ASIER MARTIARENA

Un año después del cambio de gobierno municipal, las calles de Madrid no presentan diferencia en lo que al estado de la limpieza vial se refiere. Los esfuerzos de la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), para revertir la situación heredada de su predecesora -Ana Botella (PP)- no han dado su fruto como demuestra el incremento en las sanciones a las empresas concesionarias por falta de limpieza y el aumento en los avisos y reclamaciones que realizan los ciudadanos a través de Línea Madrid.

La propia alcaldesa está llevando el tema de primera mano y, antes de partir de vacaciones, adelantó la posibilidad de que los inspectores que vigilan a las empresas puedan, también, advertir a los ciudadanos en caso de que ensucien las calles. La medida no ha gustado al PP, pero no por su puesta en marcha, sino por su laxitud y reclama reforzarlas incluso con sanciones económicas si fuera necesario.

Se trata de un contrato que data de 2013 en el que a las concesionarias no se les exige una plantilla mínima para mantener limpia la ciudad, sino que su labor es controlada a través de 68 indicadores (pintadas, papeleras que rebosan, baldeo nocturno, contenedores desbordados) que, de ser incumplidos, descuentan un porcentaje del pago mensual a las empresas.

En los primeros seis meses de 2016, el Ayuntamiento recibió 25.818 avisos relacionados con la limpieza, lo que representa un 6,5% más que en el primer semestre de 2015, cuando las reclamaciones fueron 24.240. Pero la peor parte se ha registrado con la llegada del verano. En junio de 2015 se recibieron 5.457 quejas mientras que un año más tarde, según los datos ofrecidas por la web municipal, los avisos se han elevado hasta los 7.600, un 39,2% más que el mismo mes del pasado año.

La gran mayoría de las reclamaciones se centran en la “limpieza de vías públicas y zonas verdes” -19.038 avisos en el primer semestre de 2016 frente a 17.949 en este mismo periodo de 2015. El mayor incremento se ha registrado en lo referente a la limpieza de excrementos caninos en calles y plazas con una subida del 42% en un año al pasar de 351 reclamaciones a 499.

Por distritos, Centro se lleva la palma con 3.561 avisos en la primera mitad del año seguido de Latina (1.904), Tetuán (1.654), Puente de Vallecas (1.599), Arganzuela (1.496), Ciudad Lineal (1.489), Chamberí (1.467), Fuencarral-El Pardo (1.361), Usera (1.361), Moncloa-Aravaca (1.158), Hortaleza (1.075) y San Blas (1.034).

En ese sentido la presidenta y portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha centrado sus críticas en el distrito de Centro, no solo durante las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma, sino durante todo el año, y ha reprochado al Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) que no hace caso de “las advertencias e indicaciones” del PP.

“Todos los partidos en campaña compartíamos que la limpieza era algo que había que solucionar, y aquí no se hace nada”, ha asegurado Aguirre, quien ha mostrado como ejemplo una foto que acababa de hacer en la calle de Magdalena.

En su opinión, el Gobierno de Carmena “no solo no ha mejorado” la limpieza, “sino que está empeorando de manera manifiesta”.

Ha denunciado también que el Ayuntamiento repartiera la concesión de casetas para las fiestas de San Cayetano y San Lorenzo de “manera irregular” a colectivos “okupas y antisistema”.

En relación con las negociaciones de Gobierno, Aguirre ha asegurado que está “convencida” de la responsabilidad de todos los partidos constitucionales y ha señalado que debe atender “a las reformas y no los partidos ni las personas”.

“España necesita reformas para seguir la necesaria senda de crecimiento que estos últimos años”, ha apuntado ante de hacer un recorrido por el barrio para dirigirse a la parroquia de San Millán y San Cayetano, en la calle de Embajadores, donde se iba a oficiar una misa en honor a san Cayetano.

Fuente: La Vanguardia

Seguidores