jueves, 27 de octubre de 2016

27 DE OCTUBRE 1962 – 2016







UNA FECHA PARA LA HISTORIA



El 27 de octubre de 1962 fue sábado y aunque no muy conscientemente, los españoles palpaban el miedo, el temor de la guerra.
En aquellos momentos sobre las templadas aguas del mar caribe, un convoy de mercantes rusos encabezados por el transporte especial “Poltava” y protegido por la “flota Oceánica Soviética”, llevaba hacia Cuba un equipo completo de misiles de alcance medio, destinados a proteger la isla de un posible segundo intento de invasión similar al de Bahía de Cochinos de 1961.
El presidente John Kennedy directamente aconsejado por el entonces comandante de la fuerza aérea general Curtis Le May, típico representante del belicismo, ordenó a la flota americana del atlántico interceptar la expedición rusa, bajo amenaza del empleo directo de la fuerza, ello significaba la “guerra mundial” con armamento nuclear.
Tras cinco horas de durísimas negociaciones entre el Kremlin y La Casa Blanca, Nikita Kruschov, ordenó con gran dolor el viraje de la expedición y su regreso a los puertos soviéticos.
En la noche de Madrid se dio la curiosa situación de que, en el descanso de la sesión nocturna de los cines, se anunció por megafonía la evitación al menos momentánea, del comienzo de la guerra, todo un acontecimiento.
El 27 de octubre de 2016, los mismos actores principales se enfrentan en el aire y el mar de un modo bastante más difuso que hace 54 años, pero cada vez más peligroso. La Humanidad sigue amenazada por la “bomba atómica” que se estrenó en 1945.
¿Hacia dónde caminamos?, Rusia aparece como estado-nación ya sin la cobertura ideológica que tenía en 1962 y Estados Unidos sigue representando su mismo pensamiento liberal.
Se dice muchas veces el viejo aforismo de que “olvidar la historia, trae el peligro de repetirla”.
Ese parece ser el camino a que nos está llevando la “gran desmemoria mundial”, no sabemos cómo se anunciaría la tregua prebélica, entonces se trataba del dominio de los mares calientes, ahora, parece ser, que en el fondo de las cosas se halla el deseo estadounidense de cortar de raíz el renacimiento de la ruta de la seda, donde a diferencia del tiempo pasado aparece junto a Rusia la nueva y al mismo tiempo milenaria, gran Potencia China, este es y no las ficciones de las series televisivas, el verdadero siglo XXI.


José Ramón Montes - GatoNegro

Seguidores