jueves, 20 de octubre de 2016

"Ultimátum" de Putin

Vladímir Putin


Rodolfo Bueno
Rebelión


Moscú supo por fuentes cercanas al gobierno de Washington, que en EE.UU. hay personas que se pronuncian por el abandono de la diplomacia y por lanzar misiles crucero contra objetivos militares de Siria, agresión que favorecería únicamente a los terroristas, “moderados” o no.

Puesto que antes EE.UU. bombardeaba tan sólo por “error” y ahora lo haría a propósito y con todo su poderío, Serguey Lavrov declaró que se trataría de “un juego muy peligroso”, pues Rusia tiene allí dos bases, “se encuentra en Siria por invitación del Gobierno legítimo de ese país” y debe proteger sus instalaciones. Pide a los militares de EE.UU. ser prudentes y no dejarse guiar “por las emociones ni por las explosiones momentáneas de agresividad”.

Para evitar este ataque, Moscú ha trasladado a Siria sus más modernos cohetes, capaces de interceptar cualquier misil, y se burla de la invisibilidad de los cazas estadounidenses, que califica de fantasía. Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, indica que Occidente carece de datos fijos sobre el alcance real de los sistemas S-300 y S-400, “una sorpresa para cualquier avión no identificado”, y da a entender que un ataque a Siria es equivale a una declaración de guerra, o sea, provocaría la Tercera Guerra Mundial. Como es imposible predecir si esta advertencia disuadirá al Pentágono, el derribo de un avión de EE.UU. caldearía las tensiones a un nivel peligrosamente incontrolable.

El Presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha declarado que el objetivo es no permitir que en Siria se repita el escenario de Libia e Irak y dice al imperialismo mundial globalizado, IMG, ¡Basta!, paren tanta agresión gratuita: Impedimento para que los deportistas rusos participen en los juegos olímpicos de Rio; amenazas de boicot al próximo campeonato mundial de fútbol; instalación de la OTAN en las fronteras de Rusia; guerra mediática de todo tipo y sin fundamento contra Moscú y sus aliados; sanciones al granel contra la economía rusa; protección y sustento a los terroristas de toda laya; amenaza de ataque atómico preventivo contra Rusia...

Para completar este panorama, por las acciones hostiles de EE.UU. hacia Rusia y no cumplir el compromiso de destruir el plutonio de uso militar excesivo, Moscú suspende la cooperación con ese país en materia de investigación energética y nuclear. Pero no sólo eso sino que, para reanudar dicha cooperación, Putin exige a EE.UU. cancelar todas las sanciones contra Rusia, el pago de una indemnización por los daños sufridos por Rusia a causa de estas sanciones, la eliminación de la 'ley Magnitsky', la reducción de la presencia militar de la OTAN en Europa del Este y el abandono de la política de confrontación con Moscú.

En buenas palabras, se trata de un 'ultimátum' que busca el cambio de la política estadounidense respecto a Rusia y una compensación por las pérdidas sufridas como consecuencia de la misma. Parecería que Putin se ha convertido en la horma de los zapatos del IMG, porque le habla en un lenguaje que muchos gobernantes desearían hablarle. Por bravucón, el IMG se ha convertido en esclavo del que pensaba esclavizar. Es hora de que acepte que hay una nueva realidad militar y política, que el mundo es multipolar y se integre a él.

Si así llueve, que no escampe.

Fuente: Rebelión

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Seguidores