martes, 28 de junio de 2016

Todo lo que deberías saber sobre el Brexit ahora que ya no tiene arreglo





Organización israelí procolona agradece y felicita el apoyo al "brexit"

EFE

Tras la victoria del Brexit se abre un periodo de incertidumbre con muchas dudas sobre cuándo se producirá la desconexión y cómo afectará esta a las relaciones con el resto de la UE


eldiario.es

Reino Unido saldrá de la Unión Europea. Esta es la respuesta que ha salido vencedora en las urnas tras el referéndum sobre si querían permanecer o no en la UE. El proceso de desconexión debe arrancar y puede durar hasta un máximo de dos años. Damos respuesta a cómo afectará esto al día a día de los europeos, los españoles y a las relaciones económicas de los estados.

¿Cuándo comienza el proceso de separación?

Es la gran pregunta. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha pedido a los británicos que  comiencen cuanto antes el proceso para culminar su separación. Bruselas quiere evitar alargar la incertidumbre y que eso le pase factura a la UE. Sin embargo, los políticos británicos que han liderado el sí al Brexit han dicho que no hay prisa. De momento, no será hasta otoño cuando David Cameron haga efectiva su dimisión y comiencen las negociaciones para la separación. Como mucho, la separación se produciría de aquí a dos años, tal y como contempla el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea. Ese artículo es el que contempla el mecanismo de salida de un estado miembro.

Viajo próximamente a Reino Unido. ¿Esto cambia algo?

En absoluto. De momento no cambia nada. Es Reino Unido el que debe invocar el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea. Según ese artículo, el estado que decida separarse debe comunicar su intención al Consejo Europeo. La UE y el estado, en este caso Reino Unido, negociarán un acuerdo "que establecerá la forma de su retirada". Ese acuerdo debe ser aprobado por el Parlamento Europeo y por el Consejo Europeo. A partir de la fecha en la que ese acuerdo entre en vigor, los tratados de la unión dejarán de aplicarse en el Reino Unido. Si no hay acuerdo, la separación se producirá dos años después de que el estado comunicara su intención de irse, salvo que el Consejo Europeo prorrogue ese plazo. Es decir, hasta que no haya un acuerdo entre la UE y Reino Unido que fije los términos de la separación, todo sigue como hasta ahora y los tratados europeos siguen aplicándose.

¿El impacto será solo en las bolsas o puede afectar a la economía?

El primer impacto del Brexit ha sido en los mercados con  fuertes caídas en las bolsas, un desplome de la libra y los inversores buscando activos refugio. El bund alemán ha llegado a una rentabilidad negativa del -0,17% y esto ha hecho que se dispararan las primas de riesgo. Este ha sido el primer paso, pero los analistas apuntan a que las consecuencias pueden ir hacia los indicadores de crecimiento, una rebaja de los flujos de inversión y una pérdida de confianza en la economía británica. En su informe Brexit: cuando el polvo se asiente, los analistas de Bank of America Merrill Lynch señalan que "la economía británica será claramente la principal víctima pero el shock para la zona del euro y la economía mundial es probable que sea significativo".

¿Pierde más la UE o Reino Unido?

En el corto plazo, los dos lados del Canal sufrirán económicamente. Ninguna de las partes saldrá indemne. Pero en el largo plazo, será Reino Unido la que acuse más el impacto, ya que las consecuencias del aislacionismo económico se prolongarán durante mucho más tiempo. El banco de inversión Citi señala tras conocer el resultado del referéndum que rebajan sus previsiones para el PIB británico en una horquilla de entre 3 y 4 puntos porcentuales durante los próximos tres años y entre un 1 y 1,5 para la zona del Euro. No son los únicos. David Page, Senior Economist at AXA Investment Managers apunta en su nota de mercado que rebajan las previsiones de crecimiento de Reino Unido al 1,5% (del 1,8%) para este año y al 0,4% (desde el 1,9%) para 2017.

¿Seguirá siendo Londres la City de Europa?

Londres el centro financiero europeo, o por lo menos lo era, hasta la decisión de la salida de Reino Unido de la UE. Este movimiento puede tener un efecto de desplazamiento del negocio hacia otras plazas europeas. Citi en su informe señala que hay una perspectiva de perder algunos de sus ingresos clave con potenciales relocalizaciones y pone como ejemplo a la City londinense. Dentro de la Europa continental, la bolsa de Fráncfort sería la que estaría mejor posicionada para llevarse parte del negocio pero también ayer surgieron rumores de bancos de inversión anunciando que trasladaban sus sedes a París y a Dublín.

¿Qué países serán los más perjudicados?

Además de Reino Unido, la exposición de algunos países a la economía británica les harán sufrir especialmente. Son Irlanda, Malta, Alemania, Holanda y Bélgica, cuyas balanzas comerciales e inversiones están especialmente ligadas a la británica. En este sentido, España sale mejor parada por volumen de exportaciones pero no así en sus grandes empresas como los bancos que se verán muy afectadas.

¿Por qué Santander es el banco más afectado?

El sector bancario es uno de los más afectados por el Brexit y dentro del este negocio Santander es el banco de fuera de Reino Unido más afectado. Actualmente el 23% de sus beneficios proceden de su negocio en Reino Unido, lo que la expone a cualquier cambio económico y político que tenga lugar en territorio británico. Las acciones de Santander cerraron la sesión con una caída del 19,8%. Ana Botín, presidenta de la entidad, aseguró tras la votación que siguen "tan comprometidos como siempre con nuestros equipos y clientes en Reino Unido".

¿Qué tiene que ver Banco Sabadell en todo esto?

Sabadell realizó una fuerte apuesta por el mercado británico al comprar la entidad TBS en octubre de 2015 por 1.700 millones de libras. Así, la entidad presidida por Josep Oliú tiene el 21% de sus activos en ese mercado y el 24,6% del beneficio de Sabadell provino de Reino Unido. La consecuencia a corto plazo de esto ha sido que las acciones de la entidad caigan un 19,19% en bolsa y en el largo plazo, la caída de la libra tendría efectos negativos en sus resultados. El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha dicho tras conocerse la victoria del Brexit que la decisión de los ciudadanos británicos "no cambia la estrategia" de la entidad en el país. En un comunicado, Oliú ha explicado que los planes comerciales del banco en Reino Unido, tras adquirir el británico TSB, continúan en marcha.

Soy una pyme que exporta a Reino Unido. ¿Cómo me afecta esto?

Es una de las partes menos claras. Dentro de la UE existe el libre comercio por lo que las mercancías no tienen que pagar aranceles cuando se venden de un país a otro. Una vez que Reino Unido se separe, habrá que ver en qué condiciones quedan los acuerdos comerciales con la UE. Este punto es bastante importante para Reino Unido que al ser una isla tiene una fuerte dependencia de los productos del exterior. En el caso de España, Reino Unido es uno de los principales mercados. Por ejemplo, en 2014, las exportaciones agroalimentarias de España a este país representaron el 8,25% del total de lo que se vendió fuera en valor y el 7,8% en volumen.

¿Esto va a suponer algo en mi día a día? ¿Subirán los créditos o las hipotecas?

En un contexto de tipos de interés al mínimo queda por ver si la victoria del Brexit afecta a la evolución de los tipos. Una subida de tipos podría acabar trasladándose a un incremento del Euríbor (el índice al que están referenciada la mayor parte de las hipotecas españolas). Sin embargo, los expertos señalan que en principio la tendencia sería que se mantuvieran los tipos bajos. Los economistas de Citi en un informe posterior la Brexit señalan que es probable que la Fed retrase la subida de tipos que tenía prevista. Por su parte, Javier Flores, presidente de Asinver, asegura que "en Europa es probable que se prolongue los tipos de interés bajos durante más tiempo".

¿Algo de lo que consumimos o usamos de una empresa británica va a cambiar?

Es previsible que la salida de Reino Unido de la UE suponga una reducción del comercio a corto plazo hasta que se ratifique vigencia de los actuales tratados comerciales. Pero lo esperable es que los términos de esos acuerdos sean similares a las reglas actuales. Algunos productos se podrían abaratar por el efecto de la libra pero encarecer por una hipotética subida de un arancel.

¿Y qué pasa con el turismo?

Reino Unido es el principal mercado emisor de turistas a España con 15.675.247 millones de visitantes de ese país durante 2015. Esta cifra supuso un incremento del 4,5% de las llegadas de ese país. La fortaleza de la libra ha sido tradicionalmente una de las razones que llevaban a los turistas británicos a España, por lo que la devaluación de la moneda puede tener un efecto negativo para el turismo.

¿Qué puede pasar con las empresas españolas con negocio Reino Unido?

Las compañías del Ibex se juegan en Reino Unido unos 60.000 millones de euros de inversión y si la depreciación de la libra se mantiene, se depreciarán sus activos en ese país. Iberdrola es una de las más expuestas. En abril de 2007 compró Scottish Power, la mayor adquisición de su historia, por 17.200 millones de euros, y tiene allí activos por valor de 30.000 millones y un plan de inversiones de 8.400 millones hasta 2020, cuando el 25% de su beneficio de explotación debería proceder de allí, según sus estimaciones. Una previsible entrada en recesión de la economía británica implicará una caída de la demanda eléctrica y menos negocio para Iberdrola.

El Brexit también va a golpear a Telefónica, que antes del referéndum intentó vender O2, segundo operador de telefonía móvil en Reino Unido, pero se encontró con el veto de la Comisión Europea a la operación, valorada en unos 13.000 millones. La operadora quiere desprenderse de 02 para reducir su elevada deuda, de unos 50.000 millones de euros. Su alternativa era una salida a Bolsa o la venta a un inversor que, ante las turbulencias que se avecinan, ahora se antoja complicada.

Entre las empresas españolas más expuestas también está Ferrovial, que obtiene en Reino Unido más de una cuarta parte de sus ventas. Es primer accionista (25%) del aeropuerto de Heathrow (Londres), el mayor del país, y participa en otros tres aeródromos regionales (Aberdeen, Glasgow y Southampton). Además, tiene allí una filial de servicios que genera más del 60% del negocio total de esta división. También afectará el Brexit a International Consolidated Airlines Group (IAG), la aerolínea resultante de la fusión entre Iberia y British Airways. Este viernes era la primera empresa en comunicar a la Bolsa española el impacto del referéndum, que hacía que su cotización llegara a caer un 30%.. IAG revisará a la baja sus previsiones para este año aunque "continúa esperando un incremento significativo en el beneficio de las operaciones". Asegura que el referéndum "no tendrá un impacto material a largo plazo en su negocio".

Otras empresas españolas con exposición a Reino Unido son la semipública Aena (propietaria del 51% del aeropuerto de Luton), Inditex (103 tiendas en el país), Repsol, BBVA o la farmacéutica Almirall.

Con información de Belén Carreño, Antonio M. Vélez, Ana Requena, Marta Garijo y Moha Gerehou.

Fuente: eldiario.es

Seguidores